Internacionales_portada_slider

Pánico en Chocó: hombre fue asesinado delante del personal médico que lo atendía

Los habitantes del municipio de Unguía, Chocó, vivieron momentos de pánico y tensión luego de que hombres armados entraran a la fuerza a un hospital local, del barrio Popular. El objetivo era rematar a una de sus víctimas que estaba siendo atendida en ese momento por el personal de salud.

Tanto las personas que estaban en el hospital, como los médicos, entraron en pánico cuando vieron a los hombres armados, quienes buscaron a su víctima, le apuntaron y, seguidamente le dispararon, provocando la muerte instantánea del paciente, identificado como Erlin Jair Mena Palacios, en medio de los médicos que lo estaban tratando.

El hecho, que causó gran revuelo en la población, fue catalogado como un ataque directo a la Misión Médica, por no haber respetado el recinto, ni la labor del personal de salud que se encontraba en la escena. Autoridades del municipio se pronunciaron al respecto, dejando en claro que atentar contra los médicos o demás trabajadores de esta área era una violación del Derecho Internacional Humanitario.

“Un ciudadano fue ultimado en las instalaciones del hospital frente al personal médico. Desde la Administración municipal rechazamos este tipo de actos contra la misión médico y el Derecho Internacional Humanitario. Fue en el hospital local de Unguía, el único que tenemos y está en el casco urbano”, fueron las palabras del alcalde del municipio, Anuar Fernando Tapia, quien también recalcó que este era el único centro médico del territorio.

“El señor había ingresado, estaba recibiendo atención médica, ya había tenido una confrontación, y los hombres armados ingresaron al lugar y lo asesinaron”terminó confirmando el alcalde. Agregó que los hombres armados también amenazaron a los médicos. La Alcaldía emitió otro comunicado en el que insistió en la protección y defensa de la misión médica, además especificó que las amenazas o intimidaciones contra estos profesionales puede influir directamente en consecuencias para toda la población.

“La administración municipal de Unguía hace un enfático llamado a respetar y proteger en toda circunstancia a los pacientes, personal médico, las instalaciones y los medios de transporte sanitario”, comienza exigiendo la Alcaldía. Y continúa: “la protección a la misión médica es fundamental para garantizar el derecho a la vida y a la salud incluidos los servicios de urgencias de toda la población”, explicó en el comunicado la Alcaldía, recalcando que hechos como este vulneraban los derechos de otras personas presentes.

A reglón seguido, explicó las consecuencias de estos actos, no solo para los profesionales de la salud, sino para todo el municipio. “Impedir su trabajo e intimidar al personal médico puede derivar en graves consecuencias para la población y, por consiguiente, genera aumento de la mortalidad por la falta de atención a las personas que lo requieran. Así mismo, puede generar la propagación de enfermedades”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu