Internacionales_portada_slider

Oscar Pistorius: «Nunca quise dispararle a nadie»

En el tercer día de testimonio que Oscar Pistorius está dando en el juicio que enfrenta por la muerte de su novia Reeva Steenkamp reveló nuevos detalles sobre lo sucedido en la noche en que le disparó.
En un intenso interrogatorio del fiscal Gerrie Nel, Oscar Pistorius aseguró el miércoles que disparó sin intención, preso del miedo.
«No tuve tiempo de pensar en lo que estaba haciendo», aseguró el deportista.

La fiscalía lo acusa de haber asesinado a su novia, la modelo Reeva Steenkamp, luego de una pelea. Pistorius asegura que disparó pensando que quien estaba dentro del baño era un ladrón.

La jornada del miércoles, el tercer día en que el atleta ha declarado sobre lo que ocurrió la noche del 14 de febrero de 2013, enfrentó por primera vez al acusado con el fiscal.

El fiscal también condujo el interrogatorio a detalles sobre cómo estaba la escena del crimen la noche de la muerte de Steenkamp, donde Pistorius cayó en contradicciones con declaraciones previas.

«Oscar Pistorius admite un error en su declaración original, pero dice que él no estaba ahí cuando fue redactada», aseguró Andrew Harding, corresponsal de la BBC en África.

«No podían hacer nada por ella»
El fiscal Nel comenzó su interrogatorio forzando a Pistorius a reconocer la magnitud de lo ocurrido en febrero de 2013.
El atleta dijo que cometió un «error» en la noche en que disparó contra Steenkamp.

«Usted mató a una persona, eso es lo que hizo. Le disparó y la mató, ¿no asumirá la responsabilidad?», dijo Nel.
El campeón paralímpico sudafricano había dicho más temprano que Steenkamp murió en sus brazos antes de que llegara la ambulancia.

«Sabía que no podían hacer nada por ella», agregó.

Dijo también que trató de ayudarla a respirar y detener la hemorragia de su cadera.

La llegada de la policía
Más tarde -narró- llegaron dos policías. Uno se presentó, pero Pistorius dijo que no podía hablar. «Estaba sentado en el suelo llorando».

Contó cómo le pidieron que fuera al garage de la casa, donde un fotógrafo de la policía le tomaría imágenes.
«Le pedí al fotógrafo de la policía que por favor tomara todas las fotos que necesitaba, así podía quitarme la ropa porque estaba toda manchada».

Y luego, dijo, antes de llevárselo en un vehículo policial, «me dijeron que estaba bajo arresto».

Durante el testimonio de este miércoles, una imágen gráfica de la cabeza de Steenkamp se mostró por primera vez en la corte, lo que angustió a Pistorius, quien se negó a mirar la foto, y llevó a que se suspendiera momentáneamente el proceso.

Intruso
Pistorius niega haber matado intencionalmente a su novia en la noche del 14 de febrero de 2013. Dice que pensó que era un intruso oculto en el baño de su casa.

Los fiscales alegan que sí actuó intencionalmente y que la mató tras una pelea.
Si es hallado culpable, el atleta de 27 años podría enfrentar cadena perptua.
De acuerdo con la ley de Sudáfrica, de no ser así, la corte también podría considerar el cargo de homicidio culposo, por el que podría recibir una condena de entre seis y 15 años de prisión.

Pistorius también enfrenta cargos por disparar un arma en público ilegalmente y por la posesión ilegal de armamento. Él los rechaza.

En Sudáfrica no existen los juicios por jurado, por lo que la decisión acerca del caso recaerá sobre el juez y sus dos asesores.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar