Internacionales_portada_slider

Nueva York eliminará a todos sus cisnes

En la obra de J. D. Salinger El Guardián entre el centeno, su protagonista, Holden Caulfield, se pregunta adónde van los patos de Central Park. Estas aves le sirvieron al autor de Nueva York como símbolo de todas aquellas cosas que se van sin previo aviso en la vida. Si Salinger viviera hoy quizá hablaría de cisnes y si Caulfield preguntara adónde van los cisnes, la respuesta sería a desaparecer.

Nueva York se plantea eliminar unos 2.200 cisnes en la Gran Manzana porque contaminan, están poniendo en peligro a otras especies (patos y gansos nativos), también a personas, que sufren sus ataques, y porque se han convertido en un problema para el importante tráfico aéreo de la ciudad, informa The New York Times. Los cisnes a los que el Departamento de Conservación Ambiental del Estado de Nueva York les ha declarado la guerra fueron introducidos desde Europa a finales del 1800 por su belleza estética.

Es por eso que el departamento ha propuesto declarar los cisnes “especies invasoras prohibidas” y ha establecido eliminar la totalidad de esta especie de cara a 2025. A los cisnes no se les cazará con escopeta ni serán capturados y gaseados sino que a los huevos en los nidos se les pondrá una película de aceite, lo que impide que nuevos cisnes nazcan. El plan se pondrá en marcha a fin de año.

La cruzada contra el cisne, el pájaro más grande del estado de Nueva York, ha enfrentado a los conservacionistas y a los observadores de aves, que generalmente favorecen el plan, contra los activistas de derechos de los animales, que se muestran horrorizados.

Fuente: Clarín

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar