Internacionales

Mujer se queda encerrada tres días en el elevador de una mansión en Nueva York

Nueva York – Una mujer pasó tres días y tres noches atrapada en el elevador privado de una mansión de Manhattan antes de ser rescatada, dijo la policía el lunes.

La mujer de 53 años fue rescatada y el lunes se encontraba deshidratada pero en condición estable en el Centro Médico Weill Cornell, dijeron las autoridades. La mujer es empleada del dueño de la vivienda, un inversionista multimillonario de Arkansas.

A eso de las 10 de la mañana del lunes, las autoridades respondieron a una llamada al número de emergencias 911 hecha desde la mansión en la calle East 65th, cerca de Central Park. Los bomberos forzaron las puertas del elevador, que se había quedado varado entre el segundo y tercer piso de la propiedad de cinco niveles.

La mujer, Marites Fortaliza, de Queens, dijo a las autoridades que se quedó atrapada el viernes y que los dueños salieron de la vivienda por el fin de semana.

La llamada de auxilio al número de emergencias 911 provino de la mansión pero las autoridades no dijeron quién la hizo.

La mansión construida en 1920 tiene un jardín y fue comprada por Warren A. Stephens y su esposa Harriet Stephens por $8 millones en 1999. El banquero no ha respondido un mensaje en busca de comentarios que se le dejó en Stephens Inc., su banco de inversiones con sede en Little Rock, Arkansas.

Se calcula que la riqueza de Warren Stephens, de 61 años, presidente de la junta del banco y presidente y director general del mismo, está valorada en $2,600 millones en la lista de Forbes. La firma, fundada por un tío de Stephens, suscribió la oferta pública de Wal-Mart en 1970, y respaldó los bonos del Superdomo de Luisiana.

El incidente está siendo investigado. No se hallaron infracciones durante la última inspección en julio, de acuerdo con archivos del Departamento de Propiedades. Las autoridades no sabían si es que el ascensor tenía un botón de emergencia, o si es que la mujer tenía un celular.

La policía cree que no fue un acto deliberado, pero son raros los reportes de incidentes de personas que se quedan atrapadas por tantos días en elevadores de la ciudad de Nueva York.

En 2005, un trabajador de un restaurante chino quedó atrapado dentro de un ascensor del Bronx durante unas 80 horas. En 1999, un hombre pasó 40 horas en un elevador de un edificio de oficinas enManhattan, hasta que fue avistado en una cámara de seguridad.

 

AP

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar