EspectáculosInternacionales_portada_slider

Muere André Leon Talley, el legendario editor que derribó las barreras raciales en la moda

Quien fuera mano derecha de Anna Wintour y uno de los afroamericanos más influyentes del sector, ha fallecido este martes en un hospital de Nueva York

Según informaba hace unas horas el ex editor de Vanity Fair, Graydon Carter, a través de su web, Air Mail, André Leon Talley ha fallecido este martes en un hospital de White Plains (Nueva York) tras sufrir un infarto. Con más de 50 años de carrera a sus espaldas, Talley escribió para varias prestigiosas publicaciones de moda, como Women’s Wear DailyW o The New York Times, pero fue su trabajo en la edición estadounidense de Vogue lo que le hizo famoso para el gran público. Fue el jefe de información de la revista, su director creativo y una de las personas de confianza de Anna Wintour, convirtiéndose en el primer afroamericano en ostentar un puesto de relevancia dentro de la industria de la moda.

Nacido en 1948 en Washington D.C., se crio con su abuela en Carolina del Norte, estudió literatura francesa en la universidad de Brown y en 1974 fue descubierto por Diana Vreeland, célebre directora de Vogue y Harper’s Bazaar, junto a la que trabajo en las exposiciones de moda del Museo Metropolitano de Nueva York. Posteriormente conoció a Andy Warhol y comenzó su carrera en la revista del artista, Interview. En 2020, ya alejado del foco mediático, publicó un libro de memorias En las trincheras de la moda, en el que repasaba sus años de profesión y narraba sus esfuerzos a la hora de romper las barreras raciales de la moda.

Pese a que la figura de Leon Talley estaba asociada al lujo y la frivolidad, lo cierto es que su trayectoria estuvo plagada de luces y sombras. “Me quedo con lo bueno, pero la moda puede llegar a ser un entorno muy cruel”, comentaba hace un año en una entrevista en S Moda. Afroamericano y de una familia de clase baja, el editor se pasó media vida esforzándose para entrar en un entorno, el de la moda de los años 70 y 80, plagado de gestos clasistas y racistas. Dimitió de su puesto como corresponsal en París de la revista Women’s wear daily cuando se enteró de que en ciertos círculos se mofaban de él apodándole Queen Kong.

Después de unos años trabajando en la revista Ebony, creada para el público afroamericano, y escribiendo crónicas en The New York Times, Talley llegó a la edición americana de Vogue en 1983 como editor de noticias; en 1988, de la mano de su directora Anna Wintour, se convertiría en el director creativo de la publicación. Fue entonces cuando su figura adquirió fama mundial; su carácter irónico y su estilo, casi siempre vestido con coloridos kaftanes (posteriormente diría que los utilizaba para “esconder su inseguridad”) lo convirtieron en un icono de la moda en los años noventa y los primeros dos mil.

En 2008 trabajó como asesor de estilo de Michelle Obama durante sus primeros meses como primera dama. Y en 2010 comenzó a trabajar como jurado en el reality America’s Next Top Model y volvía al Museo Metropolitano de Nueva York, el que fuera su primer trabajo, para ejercer como maestro de ceremonias en su gala anual. Tres años más tarde, cuando estaba en la cima mediática, dejaba Vogue por desavenencias con Anna Wintour, a la que en sus memorias describe como alguien frío y calculador que le apartó de su lado por “ser mayor e incómodo”. Su salida de la publicación hizo que otros grandes nombres, como Karl Lagerfeld, dejaran de llamarlo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu