Internacionales_portada_slider

Merkel y los europeos exigen a Obama un acuerdo antiespionaje

Alemania intenta movilizar a sus socios europeos para responder al escándalo por el espionaje estadounidense, que llegó a pinchar el celular de la jefa de gobierno Angela Merkel. A última hora de ayer, durante una cumbre europea, Merkel consiguió el apoyo del francés François Hollande para pedir a Estados Unidos un pacto para acordar reglas que ordenen las actividades de los servicios secretos, «para acabar con los tiempos de la Guerra Fría».

Las capitales europeas quieren un acuerdo antes de finales de este año. Berlín y París firmaron una declaración común, añadida a las conclusiones de la cumbre, a la que invitaron a sumarse a los otros 26 países del bloque. En la práctica se trataría de un código de buena conducta y cooperación que firmarían Washington y las capitales europeas que quisieran sumarse. También se trataría de intentar aclarar las prácticas pasadas del espionaje estadounidense.

El presidente francés dijo anoche en rueda de prensa que los europeos quieren explicaciones claras, «porque sabemos que habrá nuevas revelaciones». El diario británico «The Guardian» contaba anoche que la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA, en sus siglas en inglés) tenía pinchados los teléfonos de 35 dirigentes mundiales.

Europa considera que este escándalo, que en Alemania ha provocado una verdadera conmoción, «puede generar una pérdida de confianza en materia de inteligencia y dañar la lucha contra el terrorismo».

La declaración salió porque no fue vetada por ningún país de la Unión Europea, a pesar de que ayer había dudas de que Londres apoyara una petición semejante, por su relación especial con Washington y porque desde Roma se acusa a los británicos de haber ayudado al espionaje estadounidense en Italia.

El comunicado impulsado por Berlín y París recuerda que las revelaciones sobre la amplitud del espionaje estadounidense «han generado una gran inquietud en los ciudadanos». También añaden que la relación con Estados Unidos «debe basarse en el respeto y la confianza, incluyendo la cooperación entre los servicios secretos».

Fuente: Clarín.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu