Internacionales_portada_slider

Más de 70 muertos en una serie de atentados en Nigeria

Al menos 74 personas murieron en una doble explosión en un mercado y en otro atentado en el norte de Nigeria, bastión del grupo islamista Boko Haram, informaron ayer policías y residentes.

Dos explosiones en un concurrido mercado de la ciudad de Maiduguri dejó el sábado a la noche por lo menos 35 muertos, aunque la cifra era provisoria al cierre de esta edición. Casi al mismo tiempo, hombres armados, al parecer miembros de Boko Haram, mataron a 39 personas más en el cercano pueblo de Mainok, se informó.

El portavoz de la policía, Alhaji Lawal Tanko, sólo confirmó 35 muertes por los ataques en Maiduguri, pero dijo que no todas los cadáveres han sido recuperados, según la agencia de noticias NAN. Las fuerzas de rescate dijeron que podría haber entre 70 y 100 muertos, además de numerosos heridos. Hasta anoche, ningún grupo había reivindicado los ataques.

Las explosiones ocurrieron durante la noche en un barrio muy transitado de la capital de la provincia de Borno. Muchas personas murieron cuando veían la retransmisión pública de un partido de fútbol. Según testigos, las explosiones habrían devastado decenas de viviendas.

“Ayudé a sacar cadáveres de los escombros de las casas destruidas tras el ataque de anoche”, dijo un residente de la zona que pidió el anonimato. “Con la ayuda de soldados y policías, llevamos unos 50 cuerpos al hospital. Eran de hombres, mujeres y niños. Tenemos mucho miedo”, aseguró.

En la localidad de Mainok, 50 km al oeste de Maiduguri, otro ataque provocó el sábado la muerte de 39 personas, cuando los habitantes se preparaban para rezar, indicaron ayer varios testigos. Decenas de asaltantes vestidos con el uniforme del ejército atacaron el pueblo con granadas y metralletas.

“Llegaron a las 19 y abrieron fuego indiscriminadamente”, contó Yahaya Umar, habitante de Mainok.

Maidaguri es considerado la cuna del grupo islamista Boko Haram, que en la lengua local significa “La educación occidental es un pecado” y lucha por imponer a sharía, o ley islámica. El grupo ha matado a más de 1.500 personas desde 2009 con sus ataques. El 20 de febrero pasado dejó al menos 90 muertos en un ataque a tiros en un pueblo de Borno. Se trata de uno de los tres estados del norte que el gobierno nigeriano puso bajo estado de alerta en mayo pasado para intentar frenar los ataques del grupo extremista, activo en una región de mayoría musulmana, perpetrados principalmente contra objetivos cristianos.

Fuente: Clarín

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar