Internacionales

Las minorías en EE.UU. ya no tendrán facilidades para estudiar

En una decisión que voltea uno de los grandes legados de los derechos civiles de los años 60 en los Estados Unidos, la Corte Suprema falló el miércoles que las minorías raciales ya no tendrán facilidades para ingresar a las Universidades.

El máximo tribunal decidió que la raza de los estudiantes ya puede dejar de ser un factor en la admisión en las universidades, una política que se conoce como “acción afirmativa”, o “discriminación positiva”, que estimula el ingreso de estudiantes de minorías negras, asiáticas e hispanas principalmente.

No es solo una política de Estados Unidos. En Brasil, por ejemplo, en 2012 se aprobó reservar la mitad de los ingresos a las universidades federales para egresados de liceos públicos, negros, mulatos y personas humildes.

La “acción afirmativa”, que por décadas ha favorecido el ascenso social y educativo de millones de personas, ha contado siempre sin embargo con muchos detractores, que opinan que favorece factores raciales por encima de los antecedentes académicos.

Con seis votos a favor y dos en contra, los jueces estadounidenses sostuvieron la constitucionalidad de una medida, aprobada por referendum en Michigan, que prohibía esta política en las admisiones universitarias. Otros estados como California, Florida, Texas o Washington ya habían derogado la “acción afirmativa” y desde ayer sus casos están respaldados por la Justicia. Ahora se estima que la medida pueda extenderse por el resto del país.

El fallo “no se trata sobre cómo debe resolverse el debate sobre las preferencias raciales. Es sobre quién debe resolverlo”, dijo el juez Anthony Kennedy, al votar junto a la mayoría. La jueza Sonia Sotomayor, en cambio, votó en contra. Portorriqueña de origen humilde, Sotomayor dijo que ella misma se benefició de la “acción afirmativa” y argumentó que la Constitución garantiza a las minorías el “acceso significativo y equitativo” a los procesos políticos.”

En los estados donde la “acción afirmativa” ha sido derogada, como California o Texas, el número de ingresantes hispanos disminuyó notablemente, pese a que la población de ese sector ha crecido.

Fuente: Clarín

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu