Internacionales

Las grandes crisis a las que se enfrentó Isabel II

Desde la dramática muerte de su nuera, la princesa Diana, hasta las acusaciones de racismo lanzadas por su nieto Enrique y la esposa de este, Meghan, Isabel II hizo frente durante su reinado a varias crisis que sacudieron a la monarquía.

La muerte de su esposo

Con la muerte del príncipe consorte, Felipe, duque de Edimburgo, en abril de 2021, Isabel II perdió al hombre del que se había enamorado siendo adolescente y con quien estuvo casada más de 70 años.

Por ella, Felipe renunció a los títulos de príncipe de Dinamarca y Grecia que había recibido al nacer, adquirió la nacionalidad británica y adoptó el apellido de su madre, Mountbatten.

El escándalo de Andrés

La amistad del príncipe Andrés con el financiero estadounidense Jeffrey Epstein le pasó factura cuando este último, acusado de haber explotado sexualmente a menores, se suicidó en prisión.
Una estadounidense, Virgina Giuffre, afirmó que fue forzada por Epstein a mantener relaciones sexuales con Andrés, lo que este negó.

El Megxit

Enrique y Meghan anunciaron el 8 de enero de 2020, para sorpresa general, que renunciaban a sus funciones reales. La pareja, que había aportado un aire fresco a la monarquía, dijo querer ser financieramente independiente e irse a vivir a Norteamérica, primero Canadá y poco después California.

La muerte de Diana

Isabel II fue muy criticada por su falta de compasión cuando, en 1997, falleció en un accidente de automóvil la “princesa del pueblo”, Diana, madre de Guillermo y Enrique. Adorada por las masas, dos años antes había denunciado en televisión la infidelidad de su esposo, heredero al trono. Mientras la población, de duelo, depositaba millones de flores en Buckingham y Kensington, el príncipe Carlos y la reina Isabel se atrincheraron en su castillo escocés de Balmoral.

“Annus horribilis”

1992 fue un “annus horribilis” para la reina, enfrentada a los problemas matrimoniales de tres de sus cuatro hijos. La separación más dura fue la del príncipe Carlos y Diana, tras once años de tumultuoso matrimonio. Se divorciaron cuatro años después.

Ese mismo año, Andrés se separó de Sarah Ferguson, fotografiada con los pechos descubiertos en el sur de Francia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba