Internacionales_portada_slider

Karen deja el Caribe tras causar inundaciones y apagones

SAN JUAN (AP) — Las autoridades de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos reportaron algunos apagones, inundaciones y deslaves por el paso de la tormenta tropical Karen por el noreste del Caribe a primera hora del miércoles.

Se espera que algunas escuelas y oficinas gubernamentales reabran sus puertas en la región, a excepción de en St. John, en las Islas Vírgenes Estadounidenses.

Las fuertes lluvias seguirán azotando las regiones sur y este de Puerto Rico durante la madrugada del miércoles, explicó Ernesto Morales, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología en la oficina de San Juan.

“Este no es el momento de bajar la guardia”, advirtió.

Los equipos de emergencias cerraron temporalmente algunas carreteras costeras en el sureste de Puerto Rico por las inundaciones registradas tras la llegada de Karen a la isla el martes, que llegó a dejar a hasta 29.000 clientes sin electricidad en un momento dado. En la vecina St. Thomas se reportó un apagón generalizado en toda la isla en la mañana del martes y uno más pequeño por la tarde.

Las previsiones contemplan más aguaceros en Puerto Rico y en las Islas Vírgenes Estadounidenses a lo largo del miércoles, pero se espera que se disipen el jueves mientras Karen continúa su avance hacia el norte. Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, el meteoro se quedará bastante al este de Bahamas, que ya fue azotada por el huracán Dorian el 1 de septiembre.

El vórtice de Karen estaba unos 249 kilómetros (155 millas) al norte de San Juan el martes en la noche, y se movía en dirección norte-noreste a 22 km/h (14 mph). Sus vientos máximos sostenidos se fortalecieron por la tarde hasta alcanzar los 75 km/h (45 mph), y se espera que sigan ganando fuerza en los próximos días.

Por su parte, Jerry se convirtió en ciclón postropical y se esperaba que pasara cerca de Bermuda el miércoles por la mañana. Se ubicaba a unos 297 kilómetros (185 millas) con vientos sostenidos de 75 km/h (45 mph) y avanzaba hacia el norte-noreste a 11 km/h (7 mph).

Por otra parte, Lorenzo alcanzó categoría de huracán, el quinto de la temporada en el Atlántico, y avanzaba por aguas abiertas. No se esperaba que afectara al Caribe. El meteoro se encontraba a unos 1029 kilómetros (640 millas) al sureste de la isla más meridional de Cabo Verde, con vientos máximos sostenidos de 128 km/h (80 mph) y rumbo oeste-noroeste a 27 km/h (17 mph).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba