EspectáculosInternacionales_portada_slider

Julio Iglesias Jr. vs. su esposa: comenzó la batalla por propiedades y una verdadera fortuna

EFE:- El divorcio entre el cantante Julio Jose Iglesia  y su todavía esposa Charisse Verhaert, es un hecho, el conflicto por las propiedades y el dinero, todo parece indicar que también.

Tras 18 años de relación y ocho de matrimonio, la pareja no tuvo hijos, sin embargo compartían mascotas que seguramente estarán en custodia, así como las propiedades en Estados Unidos y España.

Pese a que al principio de su separación el cantante declaraba que “el cariño y el respeto seguirán siendo la tónica en esta separación”, ahora todo parece que se ha encrudecido al revelarse las presuntas demandas de la modelo belga.

Charisse solicita el uso exclusivo de la vivienda conyugal de Miami Beach, una mansión valorada en un millón de dólares, además de 9.000 euros mensuales: 7.000 para cubrir “todas sus necesidades” y 2.000 por impuestos de la casa.

En la demanda de Charisse, según mostró en exclusiva la revista Semana, argumenta que cuando conoció a Julio Jr. dejó todo para dedicarse a ser ama de casa a tiempo completo. La modelo expone que cuando comenzaron su relación ella iba de camino a una exitosa carrera y que terminó por abandonar para apoyar a su marido.

Según la exclusiva de dicha revista, el cantante y modelo español ha planteado una contrademanda. Mientras su todavía esposa argumenta que “dejó a un lado su carrera como modelo para convertirse en ama de casa a tiempo completo”, Julio asegura que no es cierto y que durante su matrimonio ambos acumularon distintos bienes de forma independiente que deben ser repartidos teniendo en cuenta las leyes de Florida (Estados Unidos).

“Es poco probable que la modelo consiga el uso exclusivo de la vivienda, y la pensión seguramente será temporal”, asegura una abogada de familia.

La abogada de familia en el país americano, Sandra Hoyos, abundó “es poco probable que ella pueda conseguir el uso de la vivienda de manera definitiva, y con respecto a la pensión que pide, seguramente será de manera temporal, por un periodo no mayor de tres o cuatro años, puesto que solo han estado casados ocho años”.

Concretamente, además del dinero para los impuestos de la casa, la modelo belga pide 714 euros para comida; 200 para restaurantes; 100 para el teléfono; 400 para el coche; 700 del seguro médico; 600 para el cuidado personal; 700 para la comida de su mascota y 4.300 para las vacaciones, el vestuario, sus aficiones, el gimnasio y artículos cosméticos y de aseo. Todo ello de manera mensual.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba