Internacionales_portada

Juicio al informante de WikiLeaks: lo acusan de entregar datos al enemigo

Con fuertes imputaciones del fiscal, comenzó ayer el proceso contra el soldado Bradley Manning, de 25 años, acusado de entregar documentos secretos de Estados Unidos a WikiLeaks. En esta primera jornada, el abogado defensor destacó “la buena intención” de su cliente al hacer pública esa información, mientras que el procurador sostuvo que el joven procesado “le entregó informes clasificados al enemigo”.
 
“Este, su señoría, es un caso de un soldado que recabó sistemáticamente cientos de miles de documentos de bases de datos clasificadas y luego puso esa información en Internet y en manos del enemigo”, lanzó el capitán Joe Morrow, a cargo de la acusación, quien también dijo que presentará pruebas de que el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, pidió y recibió esa información que WikiLeaks publicó.
 
Ante la corte marcial en una base militar de Fort Meade, cerca de Washington, el abogado defensor David Coombs dijo que Manning era “joven, inocente, pero bien intencionado”. También sostuvo que el soldado “ filtró en secreto material que él creía que podía hacer del mundo un lugar mejor ”. Y como ejemplo mencionó un video desclasificado de un helicóptero estadounidense de ataque Apache que en 2007 mató a civiles, entre ellos un fotógrafo de la agencia Reuters.
 
Hace más de tres años, Manning fue detenido en Irak. Desde entonces admitió haber enviado material al sitio web de WikiLeaks y se declaró culpable de cargos que ameritarían una sentencia de hasta 20 años. Sin embargo, al ejército de EE.UU. y al gobierno de Barack Obama no les parece suficiente, por lo que ahora intentan que, entre otros cargos, se le impute colaborar con el enemigo del país. En total, si se aceptaran todos estos cargos, podrían llegar a darle hasta 154 años de cárcel.
 
El material que WikiLeaks empezó a publicar en 2010 documentaba denuncias de abusos contra detenidos iraquíes, un recuento estadounidense de las muertes de civiles en Irak y el débil apoyo de EE.UU. al gobierno de Túnez, una revelación que partidarios de Manning dicen que contribuyó al levantamiento que derrocó al presidente Ben Ali en 2011 y que ayudó a desencadenar los levantamientos de la Primavera Arabe.
 
Vestido con su uniforme azul y con lentes de marco metálico, Manning, de figura delgada, siguió una presentación realizada durante la declaración inicial del fiscal, de una hora de duración, desde una computadora portátil en la mesa que ocupan los abogados defensores. La presentación también fue proyectada en tres pantallas más grandes en la pequeña sala del tribunal, que sólo tenía capacidad para unas 50 personas.
 
En la puerta del tribunal, partidarios de Manning lo aclaman como un héroe de la denuncia de irregularidades y lo consideran un preso político. Otros dicen que es un traidor que puso en peligro vidas y la seguridad nacional.
 
Los debates durarán hasta el 23 de agosto. Detenido hace tres años en Irak, Manning pasó nueve meses en total aislamiento en la prisión militar de Quantico, en Virginia. Su abogado denunció las condiciones de detención, que el relator de la ONU sobre la Tortura había calificado de “crueles, inhumanas y degradantes.
 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar