Internacionales_portada

Interrogarán a expresidente francés Sarkozy por aportes ilegales a su campaña

 

Seis meses después de su derrota electoral, el ex presidente francés Nicolas Sarkozy deberá presentarse esta semana ante los tribunales de Bordeaux para ser interrogado por los jueces que investigan el affaire Bettencourt y los supuestos aportes de la rica heredera de la empresa L'Oreal a la campa´ña presidencial del 2007.
 
El caso Bettencourt fue trasladado a Bordeaux después de los diferentes escándalos por supuestas presiones sobre la justicia en Nanterre, donde la causa estaba radicada inicialmente. El ex procurador de Nanterre, Philippe Corroye, también será recibido esta semana por el juez de instrucción Jean Michel Gentil.
 
El magistrado quiere saber si la octogenaria Liliane Bettencourt contribuyó o no con dinero en efectivo a la campaña de Sarkozy para llegar al palacio del Eliseo, en el 2007. Su interrogatorio estará centrado en una visita entre la primera y la segunda vuelta electoral, que el ex presidente aparentemente hizo al petit hotel de la millonaria francesa en Neuilly sur Seine, el elegante suburbio de París, donde él se desempeño como alcalde.
 
En pleno verano europeo y cuando Sarkozy se encontraba de vacaciones con su familia en Canadá, el juez Gentil allanó el domicilio que el ex presidentes comparte con Carla Bruni y sus hijos y continuó el procedimiento en sus oficinas oficiales en la rue Miromesnil, que son pagadas por el Estado francés. Thierry Herzog, el abogado del ex presidente, había aportado al juez, a mediados de junio, copias de las agendas de Nicolas Sarkozy, que demostraban "la imposibilidad absoluta de supuestos encuentros secretos con Liliane Bettencourt". Para el magistrado, las agendas no fueron suficientes y buscaba mayor documentación.
 
Según una investigación del diario "Le Monde", en los archivos presidenciales, en la agenda personal de Sarkozy del 20 de julio del 2009, está escrito: "13.30 PH C" y en la agenda oficial dice "rendez vous" privado. Los magistrados de Bordeaux creen que PHC no es otro que el procurador Courroye, que habría llegado a Eliseo, en pleno escándalo Bettencourt, "por el parque". Un calendario muy comprometido para el ex presidente porque era el procurador quien controlaba el caso Bettencourt y la sospecha es que informaba paralelamente al palacio del Eliseo cada paso a tomar.
 
Otro aportador de pruebas es el fotógrafo François Marie Banier, ex amigo de la millonaria y procesado por su hija por abusar de su senilidad. En su diario, Banier escribió una frase que le dijo Liliane Bettencourt: "De Maistre me dijo que Sarkozy había pedido otra vez más dinero.Yo le dije si".
 
Las sospechas de los magistrados en Bordeaux son que Sarkozy habría intervenido en la investigación judicial sobre el estado mental de Bettencourt para evitar que se produjera un gran escándalo, que terminaría involucrándolo.
 
Sarkozy ha sido el último en declarar en esta causa, donde su ex ministro de Finanzas, Eric Woerth, ya fue interrogado porque se sospechaba que era él -como tesorero de la UMP, el partido presidencial- quien recibía las contribuciones financieras. Al igual que Patrice de Maistre, que gestionaba la fortuna de la heredera, hasta que fue despedido y la millonaria fuera puesta bajo tutela judicial a pedido de Françoise Meyer, su hija, por demencia senil.
 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar