Internacionales

India prohíbe reuniones públicas para detener las protestas

NUEVA DEHLI (AP) — La policía prohibió las reuniones públicas en partes de Nueva Delhi y otras ciudades por tercer día el viernes y cortó los servicios de internet para tratar de detener las protestas que hasta ahora han dejado ocho muertos y más de 1.200 detenidos.

Los inconformes protestan por una nueva ley de ciudadanía que, según los opositores, amenaza la naturaleza secular de la democracia india a favor de un estado hindú.

Se prevén más manifestaciones en toda la India mientras la oposición a la ley de ciudadanía se expande rápidamente de las universidades y comunidades predominantemente musulmanas a una sección mucho más amplia de la población.

Mientras que algunos ven la ley como un desaire contra los musulmanes, otros, incluidos los conservadores hindúes en el Partido Bharatiya Janata del primer ministro Narendra Modi, temen que alentará la inmigración en un país donde los servicios públicos para sus 1.300 millones de personas ya están saturados.

“En efecto, algunos dentro del mismo Partido Bharatiya Janata, las mismas personas a las que el partido ha tratado de ayudar, se han opuesto a ley”, dijo Michael Kugelman, subdirector del Programa de Asia en el Centro Wilson con sede en Estados Unidos.

Kugelman dijo que el hecho de que el gobierno no haya respondido a las protestas, excepto para acusar a los opositores políticos de orquestarlas, “probablemente galvanizará aún más a los manifestantes”.

El viernes, el gobierno aplicó en la capital por tercer día una ley que prohíbe la reunión de más de cuatro personas, así como en varias ciudades del estado nororiental de Assam y el estado norteño de Uttar Pradesh, donde el conductor de un transporte motorizado murió durante una protesta en la capital Lucknow.

Hasta el momento se han reportado ocho muertes, incluidas cinco en Assam y dos en el estado sureño de Karnataka.

Las autoridades cerraron carreteras y aseguraron áreas alrededor de mezquitas en Nueva Delhi, Lucknow y otras zonas dominadas por musulmanes para evitar manifestaciones después de las oraciones del viernes.

La policía detuvo temporalmente a 1.200 manifestantes solo en Nueva Delhi el jueves y cientos de otros fueron detenidos en otras ciudades por ignorar la prohibición de asamblea. La mayoría de los manifestantes fueron liberados más tarde en el día.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar