Internacionales_portada_slider

India: huracán Fani ataca con vientos de más de 200 km por hora

Un millón y medio de evacuados y por ahora tres muertos en la India es el sado del embate de lo que The New York Times llamaba en la mañana de este viernes un «ciclón monstruo». Se trata de Fani, un huracán rondando la máxima categoría de 5, con vientos letales de205 km por hora.

El ciclón tocó tierra en las costas de la ciudad de Puri en el estado de Orisha a las 8 de la mañana del viernes (hora local). El ojo de la tormenta llegó dos horas después, trayendo consigo lluvias, vientos poderosos y crecidas del mar en las zonas bajas, además de dejar una estela de destrucción.

Decenas de millones de personas están en el camino del huracán, que al tocar tierra comenzó a lentamente a perder fuerza.

Es el ciclón más fuerte desde 1999, cuando hubo unos 10.000 muertos en el mismo estado. Muchas zonas están inundadas y hay miles de árboles arrancados, así como postes de luz partidos, techos dados vuelta y casas destruidas.

«Hasta ahora solo hemos recibido información de tres personas muertas en incidentes separados», indicó un miembro de la sala de control de la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres (NDRF, en inglés), Jacob Kispotta.

Pero la fuente tuvo que admitir que las comunicaciones se han visto afectadas a causa de los fuertes vientos y las precipitaciones, y las autoridades tienen problemas para recibir información desde el terreno y coordinarse.

El ciclón continuó avanzando tierra adentro en dirección norte-noreste, hacia la capital estatal de Bhubaneswar, y fue debilitándose hasta alcanzar ráfagas de viento máximas de 130 kilómetros por hora a las 11.30, hora local (3 de la madrugada en Argentina).

Según las previsiones meteorológicas, el ciclón continuará moviéndose tierra a dentro hacia el noreste, perdiendo fuerza mientras continúa su camino hacia Bangladesh.

Las autoridades desalojaron el jueves a 1,1 millones de personas en las zonas afectadas por el ciclón, que también ha provocado la cancelación de todos los vuelos en Odisha y el estado vecino de Bengala por orden del Consejo General de Aviación Civil (DGCA).

El paso del ciclón dejó imágenes de la fuerza destructora de las potentes ráfagas de viento y las lluvias torrenciales, con techos arrancados, postes eléctricos caídos o árboles derribados.

En el vecino Bangladesh también comenzó este viernes a evacuar a las poblaciones más vulnerables al ciclón, cerca de dos millones de personas.

La costa india suele sufrir el paso de fenómenos meteorológicos, uno de los últimos en octubre del año pasado, el ciclón «muy severo», Titli que causó unos 60 muertos a su paso por el estado de Odisha.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar