Internacionales_portada

Haití apuesta por un concepto turístico más amplio para revitalizar economía

Haití, que cuenta con una innegable riqueza histórica y cultural, puso sus ojos en un concepto turístico que incluya más que sol y playa con el objetivo de volver a posicionarse, tras casi tres décadas de ausencia, en el exigente mercado turístico mundial.

Este país del Caribe, considerado el más pobre de América, ofrece a sus visitantes una variada oferta turística, que incluye paisajes, música, cultura y su mundialmente conocida artesanía.

Sin embargo, tras años de inestabilidad política y convulsión social, añadido al potente terremoto que en 2010 devastó parte de la capital haitiana, esta nación fue perdiendo competitividad hasta quedar prácticamente excluida de la lista de opciones turísticas.

Ahora, sus autoridades, con la ministra de Turismo, Stéphanie B. Villedroui, a la cabeza, trabajan en un plan estratégico de desarrollo turístico para revertir esta situación y cuentan para ello con asesoría técnica de países como México y Ecuador.

En entrevista con Efe, la ministra recordó que en las décadas de los setenta y ochenta Haití era un destino turístico "muy conocido".

Ahora "estamos determinados a rentabilizar lo existente y ya tenemos proyectos muy interesantes para desarrollar polos (turísticos) sobretodo en el sur", argumentó.

El objetivo, según la funcionaria, es, además, de construir infraestructuras hoteleras, mejorar el servicio y ampliar los programas de visitas a los sitios naturales e históricos, impulsar la formación de estudiantes de hostelería y turismo.

En la región sur, que cuenta con más de 26 kilómetros de arena blanca, las autoridades haitianas desarrollan un proyecto de construcción de 2.500 villas, además de un aeropuerto internacional, explicó Villedroui, quien subrayó la diversidad cultural de su país y su experiencia en esta actividad.

"La idea a corto plazo es llevar el turista (a diferentes lugares del país) y no esperar a que toda la infraestructura esté lista para que el turista venga", señaló, aunque destacó los hoteles que se han inaugurado en el país en estos dos últimos años, como el lujoso

Royal Oasis, en Petiòn-Ville, que acogió a algunos de los dignatarios que recientemente participaron en la V Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC).

A finales de 2012 el país firmó un acuerdo con el tour operador canadiense Air Transat que, según la ministra, no solo esta promoviendo la nación como destino sino que desde enero de este año está llevando cada mes un grupo de turistas.

El año pasado la nación caribeña recibió 950.000 visitantes, una cifra que Villedroui califica de "buena", pero solo 350.000 de ellos llegaron por avión ya que el resto lo hizo vía cruceros lo que no tiene un impacto directo en la economía nacional debido a que se quedan fijos en un lugar.

"Hay que crear nuevamente el producto, llevar otra vez la confianza, y es lo que estamos haciendo, porque todos los destinos turísticos se desarrollan con tour operadores y nosotros no teníamos ni uno", subrayó la ministra de Turismo, quien destacó la inversión pública y privada que se esta realizando en Haití para echar andar esta actividad.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar