Internacionales_portada_slider

Europa sigue con restricciones mientras trata de aliviar la crisis de vacunas

Fuente: EFE:Un buen número de países europeos prosiguen, e incluso incrementan, las restricciones para intentar frenar la expansión del coronavirus, mientras la Unión Europea intenta solucionar la crisis generada por la falta de vacunas suficientes con las que contrarrestar de manera eficaz la enfermedad, en cuya incidencia se aprecia una muy ligera tendencia a la baja.

Portugal, blindado en sus fronteras y a la espera de ayuda de profesionales de salud de otros países, ha concluido el mes de enero con los datos más trágicos desde el inicio de la pandemia: 5.576 muertos (el 44,6 % del total) y 306.838 contagiados (42,6 %).

La frontera con España, con paso restringido solo a puntos autorizados, presentaba este lunes largas filas de trabajadores trasnacionales y vehículos de transporte de mercancías. En los aeropuertos, la exigencia de una PCR negativa vigente desde el domingo obligó a decenas de pasajeros que llegaron al país sin el test a pasar la noche en las instalaciones aeroportuarias a la espera del resultado de las pruebas que les realizaron tras aterrizar.

Los hospitales siguen colapsados, y Alemania y Austria han respondido a la petición de ayuda de Portugal, que espera la llegada de un equipo médico alemán y prepara la evacuación de varios pacientes graves a hospitales austriacos. Mientras, la campaña de vacunación inicia hoy su segunda fase marcada por la polémica decisión de incluir a políticos entre los grupos prioritarios.

Las autoridades francesas han recibido el encargo de hacer respetar las nuevas restricciones a los viajes desde el extranjero por la covid, que se vienen a añadir a los controles en las fronteras con sus vecinos europeos que a inicios de noviembre Francia había reforzado por el riesgo terrorista. Desde ayer, domingo, están prohibidos con carácter general los desplazamientos entre Francia y cualquier país exterior al Espacio Económico Europeo (los de la UE, Andorra, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino, Suiza y el Vaticano) en uno u otro sentido.

Las únicas excepciones son para los que puedan justificar un «motivo imperioso de carácter personal o familiar, por motivo sanitario urgente o por razones profesionales que no se pueden aplazar».

Los que puedan justificarlo tendrán además que presentar un test PCR negativo realizado como máximo hasta 72 horas antes del embarque que las compañías aéreas tendrán que verificar.Al llegar a Francia, hay que ponerse en cuarentena durante siete días y al cabo de ese periodo someterse a un nuevo test de covid.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu