Internacionales_portada_slider

Estados Unidos sancionó al líder del golpe de Estado en Myanmar y a otros nueve militares

AP:- Estados Unidos sancionó este jueves al comandante del Ejército de Myanmar, el general Min Aung Hlaing, quien lideró el levantamiento militar y la deposición del Gobierno electo de Aung San Suu Kyi, así como a otros nueve oficiales y tres empresas vinculadas con las Fuerzas Armadas de ese país.

“El golpe del 1 de febrero fue un ataque directo a la transición de Birmania (Myanmar), a la democracia y al Estado de derecho”, señaló en un comunicado la secretaria del Tesoro norteamericano, Janet Yellen.

Las sanciones también recayeron sobre el subcomandante en jefe de las fuerzas militares birmanas, Soe Win, quien también fue designado por Washington en diciembre de 2019; el primer vicepresidente y teniente general retirado Myint Swe; y los tenientes generales Sein Win, Soe Htut y Ye Aung.

Otros sancionados son el ministro de Defensa de la junta militar, general Mya Tun Oo; el titular de Transporte y Comunicaciones, almirante Tin Aung San; el teniente general Ye Win Oo, secretario adjunto del Consejo Administrativo del Estado; y el teniente general Aung Lin Dwe, secretario de dicho consejo.

Las empresas penalizadas por el gobierno de Estados Unidos son Ruby Enterprise, Myanmar Imperial Jade Co. LTD y Cancri (Gemas y Joyas) Co LTD, por sus vínculos con las Fuerzas Armadas de Myanmar.

El pasado 1 de febrero, los militares de Myanmar derrocaron al Gobierno democrático, detuvieron a los líderes civiles, bloquearon el acceso a internet y suspendieron los vuelos.

El Ejército ya había gobernado el país entre 1962 y 2011, cuando se inició una transición controlada hacia la democracia, y en 2015 llegó al poder del partido de la Liga Nacional para la Democracia (LND), encabezado por la Nobel de la Paz Suu Kyi.

Los birmanos se manifestaron este jueves por sexto día consecutivo contra el golpe, en un contexto de represión y de creciente presión internacional contra la junta. Hlaing lanzó una nueva advertencia a los manifestantes, en esta ocasión a los funcionarios a los que prometió “acciones eficaces” por “incumplir sus obligaciones (…) incitados por personas sin escrúpulos”.

Más de 200 personas, incluidos miembros de la Liga Nacional para la Democracia (LND), el partido de Aung San Suu Kyi, han sido detenidas desde el golpe de Estado, según una ONG que ayuda a los presos políticos.

El presidente de la Comisión Electoral y dos de sus miembros fueron detenidos el jueves.

Los manifestantes se congregaron de nuevo para exigir la liberación de los detenidos, el final de la dictadura y la abolición de la Constitución de 2008, muy favorable a las fuerzas armadas.

La comunidad internacional ha condenado la escalada de violencia contra los manifestantes.

El miércoles, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, instó al Ejército a “liberar inmediatamente a todos los dirigentes políticos elegidos democráticamente y a los activistas” birmanos.

El Reino Unido y la Unión Europea (UE), por su parte, también amenazaron con sanciones contra la junta militar.

Los europeos también presentaron al Consejo de Seguridad de la ONU, que se reúne el viernes, un proyecto de resolución condenando el golpe militar y pidiendo la liberación de Aung San Suu Kyi y la vuelta del gobierno civil.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu