Internacionales_portada_slider

Espionaje: EE.UU. admite que “fue demasiado lejos”

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, reconoció por primera vez que su país fue «demasiado lejos» en algunos casos en materia de espionaje, justo en momentos en los que les llueven cuestionamientos por los trabajos realizados por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) en los que se supo que se llegó a pinchar los teléfonos de sus socios mundiales.

“En algunos casos, reconozco que algunas de estas acciones fueron demasiado lejos, y nos aseguraremos de que esto no ocurra en el futuro», admitió Kerry en una conferencia en Londres. «Les aseguro que gente inocente no es víctima de abuso en este proceso, pero hay un esfuerzo para tratar de reunir información», añadió.

«El presidente (Barack Obama) y yo nos enteramos de algunas cosas, que en cierto modo ocurrieron por piloto automático, porque existen la tecnología y la capacidad», explicó Kerry según un comunicado difundido por el Departamento de Estado. «El presidente emprendió ahora una revisión minuciosa para que nadie tenga la sensación de haber sido usado», dijo el secretario de Estado.

En su intervención retransmitida en Londres, en presencia de su par británico William Hague, el jefe de la diplomacia estadounidense justificó las prácticas de inteligencia y colecta de información con la lucha contra el terrorismo y la prevención de eventuales atentados.

«Realmente evitamos que caigan aviones, que exploten edificios y que mueran personas, porque fuimos capaces de saber de los planes antes de tiempo», argumentó.

Recientes afirmaciones y reportes de espionaje generalizado por parte de la NSA tensaron las relaciones entre ambos lados del Atlántico. Hace algunos días, la canciller alemana Angela Merkel se enfrentó duramente al presidente Obama alegando que la NSA estaba interviniendo su teléfono, y señaló que «a los amigos no se les espía».

Kerry también negó algunos reportes sobre espionaje derivados de filtraciones del ex técnico estadounidense de la NSA Edward Snowden, refugiado en Rusia y reclamado por EE.UU. acusado de espionaje. «El otro día, hubo noticias en los diarios acerca de 70 millones de personas siendo escuchadas. No lo fueron. Eso no ocurrió», sostuvo. «Hay un gran volumen de exageración en estos reportajes», argumentó.

Una delegación de inteligencia de Alemania y legisladores de la Unión Europea se trasladaron hasta Washington el miércoles para discutir con sus aliados estadounidenses sobre el espionaje.

Fuente: Agencias

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar