Internacionales_portada_slider

El tren con los restos de las víctimas del avión de Malaysia llega a una ciudad controlada por Kiev

Llevó a la ciudad de Jarkov los cuerpos de 280 pasajeros del avión que fue derribado en el este de Ucrania la semana anterior. Especialistas holandeses identificarán a las víctimas y luego las trasladarán a Amsterdam.

El tren con los restos de 280 víctimas del avión de pasajeros de Malaysia Airlines que cayó en el este de Ucrania llegó hoy a la ciudad de Jarkov, controlada por el gobierno de Kiev, tras una serie de roces entre el equipo de expertos holandeses que viajó a la región del desastre y los rebeldes ucranianos que controlaban la región.

Los vagones, que son vigilados por fuerzas de seguridad, serán entregados en breve a los expertos internacionales, señaló hoy un portavoz. Especialistas holandeses montaron en Jarkov un centro para identificar a las víctimas. En la caída del Boeing el jueves de la semana anterior murieron 298 personas, 193 de ellas holandeses. Tras ser examinados, los restos serán transportados en avión hasta Amsterdam.

Tras la salida ayer del tren desde la ciudad de Torez, en manos de los separatistas, los rebeldes anunciaron a la prensa un alto el fuego en un radio de 10 kilómetros en torno al lugar donde cayó el avión para facilitar la investigación de las causas del derribo, provocado según Estados Unidos por un misil SA-11 lanzado desde la zona rebelde.

«Hemos decidido poner las cajas negras en manos de los expertos malasios», declaró el «primer ministro» de la autoproclamada República Popular de Donetsk (DNR), Alexandre Baradai, ante unos 150 periodistas presentes en la sede de las autoridades rebeldes.

Un experto malasio les dio las gracias. «No hemos encontrado las cajas negras del vuelo MH 370 (desaparecido en marzo en aguas del océano Índico) y estamos contentos de poder recuperar éstas», dijo. «Veo que las cajas negras están intactas y sólo tienen alteraciones menores», agregó.

Los restos de los pasajeros serán entregados a Holanda y Malasia recupera las cajas negras, explicó ayer el primer ministro de Malasia Najib Razak. Y agregó que los investigadores internacionales tendrán «acceso seguro» a la zona de la catástrofe.

De Jarkov a Amsterdam, los restos humanos viajarán en un C130 holandés acompañados por el equipo malasio. En Holanda serán identificados y entregados a sus familias pasando los servicios diplomáticos de cada país.

Ayer Obama aumentó la presión de Occidente sobre Rusia al insistir en que las fuerzas insurgentes que controlan el este de Ucrania deben cooperar con una investigación internacional. Moscú debe intervenir para que los separatistas pro rusos «dejen de manipular las pruebas» en el lugar donde cayó el avión, afirmó el mandatario. Y agregó que el caos que impera en el lugar de la catástrofe es un «insulto» a las familias de las víctimas.

A las pocas horas de esta afirmación, el Consejo de Seguridad de la ONU emitió una resolución en la cual reclama que se proteja la «integridad» del sitio donde cayó la aeronave, y le exige a los separatistas que dejen de poner trabas, permitiendo la libre investigación de lo ocurrido. En esa línea expresó su «grave preocupación por las informaciones acerca del acceso insuficiente y limitado al lugar del accidente».

Los 15 miembros del organismo votaron a favor del documento. El borrador fue presentado originalmente por Australia, país que tuvo una veintena de víctimas en el trágico vuelo. Rusia había presentado su propio proyecto de resolución, pero luego dio su aprobación a una versión corregida del australiano.

En el documento, respaldado por 24 países, pide a todos los Estados de la región que colaboren con «una investigación internacional completa, minuciosa e independiente». Está dirigido implícitamente a Rusia, cuyo gobierno viene apoyando a los rebeldes separatistas en el este ucraniano.

Fuente: Agencias

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar