Internacionales_portada_slider

El romance entre Hollande y Gayet comenzó en 2011

El supuesto romance entre Francois Hollande y la actriz Julie Gayet comenzó en 2011, cuando el actual presidente francés era el candidato socialista, afirmó hoy un nuevo número de la revista Closer, que reveló hace una semana fotos y detalles sobre ese affaire que desataron un escándalo de tal magnitud que los franceces no hablan de otro tema desde hace siete días.

Closer señaló que Hollande (59 años) y Gayet (41) se conocieron en 2011, que desde entonces se han estado viendo en diferentes lugares y que después de las elecciones presidenciales que llevaron al entonces candidato al Elíseo, en mayo de 2012, utilizaron un local junto a las oficinas de la sociedad de producción de la artista, en el Faubourg Saint Honoré de París. Siempre según el semanario, esa oficina la dejaron cuando se dieron cuenta del que la encargada del edificio había intentado fotografiarlos. Fue entonces que lo habrían cambiado por el domicilio de ella.

En junio de 2013, la solución que habrían encontrado fue un departamento en la calle du Cirque, en el mismo distrito en que está ubicado el Palacio del Elíseo, y donde se realizaron las fotografías que sirvieron a Closer para dar a conocer la historia el viernes de la semana pasada.

La revista del corazón señaló que Hollande renunció el pasado verano a un fin de semana en Grecia, donde estaba la que ha sido su pareja oficial, Valérie Trierweiler, para realizar un desplazamiento a su feudo electoral de Tulle (centro de Francia), donde coincidió de nuevo con Julie Gayet.

Closer detalla que la actriz y el presidente pasaron juntos las noches de los dos últimos días del pasado año y de los dos primeros de 2014 en el departamento de la calle du Cirque.

La revista reconoció ayer haber recibido una denuncia en la que Gayet reclama 54.000 euros por atentar contra su intimidad. Exige que se le compense con 50.000 euros por daños y perjuicios, más 4.000 euros por las costas del proceso, así como una publicación judicial a media página en la portada de la revista.

El viernes pasado, cuando se publicaron esas imágenes, Trierweiler pidió explicaciones en el despacho del Elíseo a Hollande, que reconoció su romance, según la revista. Pocas horas después, la primera dama de Francia tuvo que ser hospitalizada tras sufrir una crisis nerviosa.

El jefe del Estado, aunque condenó también a la publicación de palabra, dijo que no la demandaría teniendo en cuenta su estatuto, que le otorga inmunidad. Por su parte, Closer justificó hoy nuevamente su número del pasado día 10, que ha suscitado la polémica en Francia, entre cosas al reabrir el debate sobre el derecho al secreto de la vida privada del presidente de la República.

La revista insistió en que el rumor circulaba desde hacía meses en numerosos medios de comunicación y había sido incluso alimentado por la misma Gayet, al amenazar en marzo de 2013 con un proceso a quien se atreviera a propagarlo. La revista del corazón, además, supo que Julie Gayet iba con frecuencia al piso de la calle du Cirque, cerca del Elíseo, donde además identificó a uno de los guardaespaldas habituales de Hollande, y eso dio pie a que un fotógrafo hiciera guardia hasta conseguir las imágenes de los encuentros.

Durante esas guardias, el fotógrafo afirma haber estado en algunos momentos a tres metros del jefe del Estado sin que el dispositivo de protección se inquietara, lo que reabre el debate sobre si con esas escapadas la seguridad de Hollande peligraba. Una cuestión que planteó la oposición de derechas ante el Parlamento el pasado martes y que el propio presidente trató de zanjar pocas horas después al afirmar en una conferencia de prensa: «Que nadie se preocupe por mi seguridad. Está garantizada en todas partes y en todo momento».

Fuente: Agencias

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu