Internacionales

El presidente de Perú dice que el Congreso no tiene los votos para destituirlo

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, declaró hoy sentirse optimista porque el Congreso «no tiene los 87 votos» necesarios para destituirlo por «incapacidad moral permanente» a raíz de sus vínculos con la empresa brasileña Odebrecht.

En declaraciones desde Lima a la emisora colombiana Blu Radio, el mandatario afirmó que se siente «optimista» y que ha contestado las críticas en el curso de varias entrevistas y presentaciones sobre el contrato firmado por su empresa Westfield Capital con Odebrecht.

Kuczynski aseguró el domingo pasado que no ha mentido ni intentado ocultar consultorías de Westfield Capital a Odebrecht por las que la constructora pagó más de 782.000 dólares entre 2004 y 2007, cuando era ministro en el Gobierno del expresidente Alejandro Toledo.

«Creo que estas (críticas) son completamente injustificadas en el sentido de que una vacancia presidencial (destitución) no se hace con base en información de hace 12 o 15 años», afirmó.

«Lo que se está buscando es un pretexto para vacarme (destituirlo) y hacer un golpe de Estado», afirmó Kuczynski, minutos antes de acudir al Congreso donde ejercerá su defensa ante el pedido de destitución.

«El Congreso no me va a destituir. No tienen los 87 votos» requeridos para aprobar esa moción, insistió.

Kuczynski reiteró que no recibió dinero de Odebrecht: «Cuando fui ministro me aparté de la empresa y la persona que quedó encargada (…) hizo asesorías a privados en las que el Estado no tuvo que ver».

«Yo era dueño de la empresa y años después recibí varios dividendos, pero no es plata de Odebrecht, es plata formal y declarada por un servicio, no por una coima», sostuvo.

El mandatario presentará hoy su defensa ante el pleno del Congreso, que posteriormente debatirá y votará la moción de vacancia presidencial.

Si el mandatario es destituido y en el caso de que los vicepresidentes Martín Vizcarra o Mercedes Aráoz no acepten asumir la Presidencia,el titular del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta, tendrá que convocar a nuevas elecciones generales en el plazo de un año.

El caso Odebrecht involucra a todos los últimos Gobiernos de Perú, dado que la empresa ha admitido millonarios sobornos para adjudicarse grandes obras públicas en el país entre 2005 y 2014, un lapso que corresponde a los periodos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

EFE

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar