Internacionales

El paciente enfermo con ébola en EE.UU. mintió y lo quieren procesar

Las autoridades de Liberia mostraron su intención de juzgar al ciudadano liberiano infectado por el virus del ébola que permanece hospitalizado en Estados Unidos por «mentir bajo juramento», informaron hoy los medios locales.

Thomas Eric Duncan, el primer paciente diagnosticado con ébola en EE.UU., se encuentra hospitalizado desde el pasado 28 de septiembre en Dallas tras llegar días antes en un vuelo procedente de Liberia.

Diversas autoridades liberianas insistieron en que deberá ser juzgado a su regreso al país por «mentir bajo juramento» sobre su contacto con el ébola en los controles de salida del aeropuerto en Liberia.

El viceministro del Ministerio de Información liberiano, Isaac W. Jackson, citado por el diario «Liberian Observer», afirmó que cuando Duncan fue interrogado sobre si había tenido contacto en los últimos 21 días con enfermos de ébola respondió «no».

«Por esta razón, debe ser procesado», insistió Jackson, quien añadió que Duncan también deberá ser llevado ante los tribunales por «conducta negligente» y poner en riesgo la salud de otros «siendo plenamente consciente».

Duncan «mintió» en el cuestionario de salida del aeropuerto al ocultar su contacto con el ébola y permitiendo así su llegada a territorio estadounidense. El hombre de unos 40 años consiguió burlar el dispositivo de seguridad que el Gobierno de Liberia ha organizado ante la amenaza de la propagación del ébola, que incluye un cuestionario a los pasajeros de los vuelos que entran o salen del país, además de un escáner para detectar la fiebre.

Según varios vecinos de Duncan, éste había ayudado a una embarazada contagiada del ébola, que posteriormente murió. Es más, el barrio donde estuvo Duncan en Liberia está afectado por la enfermedad.

Ayer se supo que Duncan estuvo en contaco con 100 personas desde que comenzó con los síntomas de la enfermedad. El hospital de Dallas donde el paciente llegó con fiebre y dolores abdominales lo dejó ir a su casa con algunos antibioticos, aún cuando el hombre avisó que venía de Liberia.

Duncan regresó dos días después al hospital, vomitando a su paso. En el medio, estuvo en contacto con toda su familia, entre ellos sus cinco hijos en edad escolar que siguieron yendo al colegio. Ahora todo el grupo familia está confinado en su hogar, en abosluto confinamiento.

Este brote de ébola, el más grave desde que se descubrió la enfermedad, surgió en Guinea Conakry el pasado marzo y se extendió posteriormente a Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal.

Desde entonces, el virus ha causado ya la muerte de más 3.100 personas, la mayoría en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry.

(Fuente: Agencias)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba