Internacionales

El misterio de la muerte del medio hermano de Kim Jong-un: no hay heridas en el cuerpo

Kim Jong-nam no murió de un ataque al corazón y los médicos que realizaron la autopsia no encontraron marcas de perforaciones obvias ni heridas, dijo este martes un funcionario de Salud de Malasia, lo que agrava el misterio sobre la muerte del norcoreano.

El doctor Noor Hisham Abdullah, director general del Ministerio de Salud de Malasia, se dirigió a una sala llena de periodistas en la morgue donde está el cuerpo de Kim, explicando que la causa de la muerte no dará a conocer hasta que se completen las pruebas de laboratorio de la autopsia.

Las autoridades de Corea del Sur creen que Kim, el distanciado medio hermano del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, fue envenenado antes de morir el 13 de febrero. Su muerte está siendo investigada como un asesinato.

Cuando se le preguntó sobre los informes de que Kim había sido envenenado, Abdullah reiteró que su departamento estaba esperando en los resultados de laboratorio antes de hacer afirmaciones concluyentes.

Ningún familiar se ha presentado a reclamar el cuerpo, dijo.

Los sospechosos

Hasta el momento, la policía ha detenido a cuatro sospechosos y busca a cuatro más, que se cree que dejaron Malasia el día del ataque. Cinco de los ocho son norcoreanos.

Cuando se le preguntó si Corea del Norte había ordenado su asesinato, un oficial de policía de Malasia principio se limitó a decir: «los cuatro (prófugos) tienen la nacionalidad de Corea del Norte, eso es todo».

Interpol está ayudando en la búsqueda.

El lunes, una televisión en Japón emitió un imágenes de un circuito cerrado que muestran a Kim siendo atacado en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur, caminando hacia un escritorio y después siendo trasladado al hospital, lo que coincide con la cronología de los hechos difundida por las autoridades.

Incidente diplomático

La investigación sobre la muerte de Kim ha provocado un conflicto diplomático entre Malasia y Corea del Norte.

El embajador de Pyongyang en Malasia, Kang Chol, dijo a la prensa el lunes que la investigación estaba siendo «politizada por Malasia en connivencia con Corea del Sur».

Afirmó que el hombre fallecido era Kim Chol, un ciudadano de Corea del Norte, y que las peticiones de una muestra de ADN eran «absurdas».

El viceprimer ministro de Malasia dijo que la embajada de Corea del Norte en Malasia confirmó la identidad de Kim Jong-nam. Agregó que había estado viajando con dos pasaportes, uno bajo el nombre de Kim Chol.

Previamente el lunes, el gobierno de Malasia convocó al embajador Kang después de que este acusó a funcionarios en Kuala Lumpur de conspirar con «fuerzas hostiles» durante la investigación.

Malasia también ha llamado a su propio embajador en Pyongyang, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de Malasia en un comunicado.

Corea del Norte había dicho previamente que se opone a que se realice ninguna autopsia sin sus funcionarios presentes y ha exigido públicamente la repatriación del cuerpo.

Pero el jefe de la Policía de Selangor, Abdul Samah Mat, dijo que sin el ADN de un pariente próximo, Malasia no entregaría el cuerpo de Kim ni dará a conocer el informe de la autopsia.

CNN

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar