Internacionales_portada_slider

El conmovedor mensaje que el periodista asesinado le envió a su familia antes de morir

El periodista estadounidense asesinado por el grupo ultraislámico ISIS en Siria sintió necesidad de hablar con su familia poco antes de ser decapitado. Como sus secuestradores no le permitían enviarle ningún mensaje y le confiscaban cualquier misiva, a James Foley se le ocurrió pedirle a un compañero con el que compartía cautiverio y que iba a ser liberado, que memorizara una carta y se la transmitiera a su familia.

Una semana después de conocerse su muerte, la carta se publicó en lapágina de Facebook que la familia del periodista creó para pedir por su liberación.

Días después de ser liberado, el compañero de Foley se contactó con Diane, su mamá, para transmitirle las palabras de su hijo.

En la carta, además de los mensajes para cada uno de sus familiares, Foley, secuestrado desde 2012 cuando cubría la revuelta en Siria, cuenta que estaba detenido con otros 17 rehenes, y que pasaban el tiempo hablando de películas y deportes, y jugando juegos hechos con escombros que hallaban en sus celdas. Dice además que recibían diariamente alimentos y que se les daba té y café.

La carta completa

«Querida familia y amigos:

Recuerdo ir al centro comercial con papá, recuerdo un largo paseo en bicicleta con mamá. Recuerdo tantos buenos momentos familiares que me ayudan a salir de esta prisión. Los sueños de mi familia y amigos me sacan de aquí y la felicidad llena mi corazón.

Sé que están pensando en mí y rezando por mí. Y estoy tan agradecido. Los siento especialmente cuando rezo. Rezo para que sean fuertes y que crean. Realmente siento que los toco incluso en la oscuridad cuando rezo.

Hay 18 de nosotros en una celda, lo cual me ha ayudado. Nos hemos tenido los unos a los otros y tenemos conversaciones interminables sobre películas, trivialidades, deportes. Hemos construido juegos hechos de restos encontrados en nuestra celda… hemos encontrado maneras de jugar a las damas, al ajedrez, al Risk… y hemos tenido torneos de competición, pasando días enteros preparando estrategias para el juego o la clase del día siguiente. Los juegos y las clases que nos damos nos han ayudado a pasar el tiempo. Han sido una gran ayuda. Repetimos las historias y nos reímos para rebajar la tensión.

He tenido días débiles y días fuertes. Estamos tan agradecidos cuando liberan a alguien, pero claro, soñamos con nuestra libertad. Intentamos darnos ánimos y compartir las fuerzas. Estamos siendo mejor alimentados y lo hacen a diario. Tenemos té y, a veces, café. He recuperado gran parte del peso que perdí el año pasado.

Pienso mucho en mis hermanos y hermanas. Recuerdo jugar a «hombre lobo» en la oscuridad con Michael, y tantas otras aventuras. Pienso en perseguir a Mattie y T alrededor de la mesa de la cocina. Me hace feliz pensar en ellos. Si hay dinero en mi cuenta bancaria, quiero que vaya a Michael y Matthew. Estoy tan orgulloso de ti, Michael, y estoy agradecido por los felices recuerdos de infancia a ti y a Kristie por los de edad adulta.

Y Big John, cómo disfruté visitarte a ti y a Cress en Alemania. Gracias por recibirme. Pienso mucho en RoRo e intento imaginarme cómo será Jack. ¡Espero que tenga la personalidad de RoRo!

Y Mark… estoy también tan orgulloso de ti. Pienso en ti en la costa oeste y espero que estés haciendo snowboard y camping, recuerdo especialmente cuando fuimos al Club de la Comedia en Boston juntos y nuestro gran abrazo después. Estos momentos especiales me dan esperanza.

Katie, estoy tan orgulloso de ti. ¡Eres la más fuerte y la mejor de todos! Te imagino trabajando tan fuerte, ayudando a la gente como enfermera. Estoy tan contento que nos mandaramos un mensaje antes de que fuera capturado. Rezo para poder ir a tu boda…. ¡ahora estoy sonando como la abuela!

Abuela, por favor toma tu medicina, da paseos y sigue bailando. Planeo llevarte a Margarita cuando vuelva a casa. Mantente fuerte porque voy a necesitarte para reclamar mi vida.

Jim.»

Fuente: Clarín

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar