Internacionales_portada

Ecuador aprueba una ley para controlar la prensa

El gobierno de Rafael Correa logró finalmente que la Asamblea de Ecuador aprobara la nueva Ley de Comunicación que, según asegura, “democratizará” el sector. Los medios privados y la oposición política calificaron la norma como “ley mordaza”, apuntando a que busca cercenar las críticas y cuestionamientos a la gestión.
 
La sanción se da después de una intensa y prolongada disputa entre el presidente ecuatoriano y los medios independientes. El proyecto fue presentado inicialmente en 2009, pero quedó en suspenso debido a las protestas de los medios y la oposición política. Con la conformación de la nueva mayoría oficialista de la Asamblea, 100 de un total de 137 votos, la nueva ley no tuvo inconvenientes.
 
La ley establece una nueva repartición de frecuencias y licencias de radio y televisión, concediendo 34% para los medios comunitarios, 33% para el sector público y 33% para los privados con fines de lucro. El oficialismo remarcó durante el debate que de esta manera se termina con el “monopolio de los medios”.
 
En la parte medular, la ley crea organismos como el Consejo de Regulación, el Consejo Consultivo y la Superintendencia de la Información y Comunicación. Todos ellos ejercerán el control de la actividad periodística, incluso con auditorías e imposición de sanciones a profesionales y medios. El más cuestionado es el Consejo de Regulación, ya que institucionaliza la censura previa.
 
Uno de los puntos más urticantes es la posibilidad que le da al Estado de sancionar lo que se denomina “linchamiento mediático”. Esta figura consiste en la “difusión de información concertada y publicada reiterativamente para desprestigiar a una persona natural o jurídica o reducir su credibilidad pública”. Los medios consideran que será utilizado para impedir futuras investigaciones sobre corrupción.
 
El director de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos, Diego Cornejo, denunció que con esta ley “ viene un período muy complicado para la prensa privada y para el periodismo independiente en Ecuador, viene una suerte de totalitarismo informativo que va a plasmar un estado de propaganda en el país, donde quiere imponerse un solo punto de vista sobre la realidad, y ese punto de vista es de la presidencia de la República y las interpretaciones personales del presidente de la República”.
 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu