La policía de Chile ha detenido a cuatro personas acusadas de quemar vivo a un bebé recién nacido en un ritual.
 
El bebé, de apenas tres días, fue arrojado a una hoguera en noviembre pasado, en Colliguay, un pueblo cerca del puerto chileno de Valparaíso.
 
Se dice que los detenidos -la madre del niño, otras dos mujeres y un hombre- son miembros de una secta que al parecer creía que el fin del mundo estaba cerca y que el recién nacido era un anticristo.
 
El presunto líder de la banda, Ramón Gustavo Castillo Gaete, lleva desaparecido desde febrero.
 
 
 
BBCMUNDO.COM
Share.

Leave A Reply

Exit mobile version