Internacionales_portada_slider

Detienen en Bolivia al excomandante de la Policía Rodolfo Montero por su responsabilidad en la masacre de Senkata

RT:- El excomandante general de la Policía boliviana Rodolfo Montero fue aprehendido este martes en el marco de las investigaciones por la masacre perpetrada en noviembre de 2019 en Senkata, ciudad de El Alto, durante el gobierno ‘de facto’ de Jeanine Áñez.

El Ministerio Público ordenó la aprehensión de Montero por su presunta participación en los delitos de genocidio, homicidio, lesiones graves y leves por los hechos de violencia registrados en la localidad de Senkata, según consta en la orden de captura publicada por el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

Medios locales reportaron  que Montero acudió este martes a rendir su declaración a las oficinas de la Fiscalía boliviana, y al terminar fue aprehendido por las autoridades.

El 14 de noviembre de 2019, Áñez juramentó a Montero como comandante general de la Policía boliviana, y por lo tanto es señalado como uno de los principales responsables de la masacre de Senkata.

El conflicto político que sacudió Bolivia tras el golpe de Estado contra Evo Morales y la autoproclamación de Áñez como presidenta interina de Bolivia se caracterizó por la represión policial contra manifestantes y las violaciones a los derechos humanos cometidas bajo el amparo del gobierno ‘de facto’.

Mientras los partidarios de Morales y del Movimiento al Socialismo (MAS) salieron a las calles para repudiar el golpe de Estado, las fuerzas de seguridad, bajo el mando ‘de facto’ de Áñez, reprimieron la protesta social mediante el uso excesivo e injustificado de la violencia.

El 15 de noviembre de 2019, las fuerzas de seguridad bolivianas reprimieron una manifestación en Sacaba, dejando un saldo de diez personas fallecidas por disparos de arma de fuego.

Apenas cuatro días después, el 19 de noviembre de ese año, un grupo de manifestantes bloqueó la planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB) de la localidad de Senkata. En respuesta, la Policía y el Ejército dispararon gases lacrimógenos y accionaron sus armas de fuego contra los inconformes, provocando la muerte de 11 personas y dejando lesionadas a 78.

En el marco del caso del golpe de Estado y las masacres de Sacaba y Senkata, la Justicia boliviana ha detenido a 13 exmandos militares, dos expolicías y tres civiles, incluyendo Áñez.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba