Internacionales_portada_slider

Corte permite que Texas prohíba nuevamente los abortos

Texas, EE.UU. (AP) — Texas puede continuar con la prohibición de la mayoría de los abortos después de que una corte federal de apelaciones rechazó el intento más reciente del gobierno del presidente Joe Biden por revertir una nueva ley que se ha convertido en la mayor restricción a la interrupción del embarazo en Estados Unidos en casi medio siglo.

El fallo del jueves pone a la ley de Texas un paso más cerca de regresar a la Corte Suprema federal, que ya permitió en una ocasión que las restricciones se implementaran sin emitir un fallo en torno a su constitucionalidad. La ley de Texas prohíbe los abortos una vez que se detecte actividad cardíaca en el embrión, lo cual sucede aproximadamente a las seis semanas de gestación, antes de que algunas mujeres sepan que están embarazadas. La ley no hace excepciones en casos de violación o incesto.

Desde que la ley entró en vigor en septiembre, mujeres de Texas han acudido a clínicas de abortos en estados vecinos, algunas de ellas conduciendo horas durante la noche. En esos recorridos también ha habido pacientes de incluso 12 años.

“Esperamos que el Departamento de Justicia apele urgentemente esta orden ante la Corte Suprema para restablecer la capacidad de los texanos de obtener atención para abortar después de seis semanas de embarazo”, dijo Brigitte Amiri, subdirectora del Proyecto de Libertad Reproductiva de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

El Departamento de Justicia no hizo declaraciones tras la decisión y un portavoz no quiso efectuar comentarios el jueves por la noche.

En una decisión de 2-1, un panel de tres jueces de la Corte Federal de Apelaciones del 5to. Circuito concedió la solicitud de Texas de mantener la ley en vigor mientras el caso procede en las cortes. Es la tercera vez desde octubre que el tribunal de apelaciones, de mayoría conservadora, ha fallado a favor de Texas, permitiendo que las restricciones permanezcan vigentes.

El panel afirmó que agilizaría la apelación y programaría argumentaciones orales, pero no afirmó cuándo.

La Secretaría de Justicia de Texas calificó la decisión como un “testimonio de que estamos en el lado correcto de la ley y de la vida”.

“La batalla no ha terminado”, dijo Kimberlyn Schwartz, portavoz de Texas Right to Life, el mayor grupo estatal opuesto al aborto. “Prevemos que el gobierno de Biden apele a la Corte Suprema federal y tenemos confianza de que a la larga Texas derrotará estos ataques a nuestras gestiones por salvar vidas”, agregó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba