Internacionales_portada

Condenan a 21 años de prisión al autor de la masacre de Oslo

 

El tribunal de Oslo condenó hoy al ultraderechista Anders Behring Breivik a la pena máxima de 21 años de cárcel prorrogables, al considerarlo penalmente responsable de los atentados de hace un año en Noruega, donde mató a 77 personas.
 
Breivik fue sentenciado a una pena de custodia de un máximo de 21 años y un mínimo de diez años, explicó la jueza principal Wenche Elizabeth Arntzen, quien explicó que el veredicto es unánime.
 
En el sistema de Derecho noruego existe la figura de custodia que, en la práctica, puede equipararse a una cadena perpetua, ya que una vez cumplida la pena, los tribunales pueden prolongarla indefinidamente cada cinco años, si consideran que el condenado continúa representando un peligro para la sociedad
 
En concreto a Breivik se le condena por 77 homicidios intencionados "en circunstancias especialmente graves".
 
Breivik, que inicialmente había dicho que solo apelaría la sentencia si era declarado un enfermo mental y condenado a tratamiento psiquiátrico forzoso, reaccionó a la lectura del veredicto con una sonrisa. Su abogado, Geir Lipperstad, aseguró que Breivik le dijo que "no va a apelar, dado que ha sido declarado penalmente responsable".
 
"Nos dijo que la sentencia no era ninguna sorpresa", manifestó otro de sus abogados.
 
Muchas de las víctimas y de los familiares reaccionaron con "alivio" al conocer la sentencia, declaró Mette Yvonne Larsen, uno de sus representantes legales.
"Parece una decisión muy razonable, inteligente e independiente", dijo Larsen, invitando a la Fiscalía a no apelar por lo "duro" que supondría para las víctimas tener que pasar por un nuevo juicio.
 
La jueza Arntzen resaltó que las ideas extremistas de Breivik no son únicas y que son compartidas por otras personas, aunque dudó de que exista en realidad la red europea antiislámica de militantes nacionalistas de la que Breivik dice formar parte. "El tribunal no ha encontrado fundamento para la existencia de los Caballeros Templarios", afirmó Arntzen.
 
Si ninguna de las partes presenta una apelación, para lo que tienen un plazo de 14 días, Breivik pasará a cumplir su pena en un centro de máxima seguridad en el penal de Ila, al oeste de Oslo, donde permanece en prisión preventiva desde hace un año.
 
El veredicto supone un triunfo de las tesis de la defensa y del segundo equipo de psiquiatras que examinó a Breivik, cuya conclusión fue que este no padece ninguna alteración mental grave y que no se encontraba en estado psicótico al cometer los atentados, condición para poder declararlo penalmente no responsable.
 
Breivik hizo estallar una furgoneta bomba el 22 de julio de 2011 en el complejo gubernamental de Oslo, provocando la muerte de 8 personas, para luego trasladarse en coche a la isla de Utoya, al oeste de la capital, donde cometió una matanza en el campamento de las Juventudes Laboristas, en la que murieron 69 personas.
 
Fuente: Clarin

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar