Internacionales_portada_slider

Con una emotiva ceremonia, Sudáfrica y el mundo despiden a Nelson Mandela

Con la presencia de jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo comenzó hoy en el estadio Soccer City de Johannesburgo la ceremonia principal de despedida para el líder y ex presidente sudafricano Nelson Mandela, quien murió el jueves pasado a los 95 años.

Al inicio de esta ceremonia de varias horas se escuchó en el estadio el himno nacional del país. Decenas de miles de sudafricanos acudieron al acto, aunque la asistencia es menor a la esperada debido a la persistente lluvia. Muchos cantan y bailan y llevan fotos de Mandela en las manos.

En la tradición africana, «cuando llueve significa que tus dioses te están recibiendo y que las puertas del cielo probablemente también se están abriendo», proclamó , Cyril Ramaphosa, destacado miembro del gubernamental Congreso Nacional Africano (CNA) y ex compañero de lucha de Madiba, quien recordó con emoción a quien fue su «mentor y maestro».

Tras una oración ecuménica, llegarán los tributos iniciales por parte de un amigo muy cercano al expresidente y después los emotivos testimonios de sus nietos Mbuso, Andile y Phuma, a quien el público ovacionó a su entrada al estadio.

También pronunciaran discursos líderes internacionales como los presidentes de EEUU, Barack Obama; Brasil, Dilma Rousseff; y Cuba, Raúl Castro, entre otros. Y hablará el vicepresidente chino Li Yuanchao, el presidente indio Pranab Mukherjee, y su par namibio, Hifikpunye Pohamba.

La celebración abre cinco días de homenajes antes de su entierro, el domingo en Qunu, un poblado donde Mandela pasó una infancia feliz y del que se fue cuando murió su padre. «Qunu era todo lo que conocía, y lo amé de la manera incondicional en que un niño ama su primer hogar», explicó en sus memorias, «El largo camino a la libertad».

Simultáneamente a los actos de hoy, se realizó un pequeño homenaje en la prisión de Robben Island, donde Mandela pasó 27 años encarcelado antes de salir en 1990, para ser elegido presidente en 1994 y guiar a Sudáfrica a una transición pacífica del régimen racista del apartheid a la democracia multirracial. «Cuando salió libre, Mandela se llevó de la cárcel su experiencia de convivir con diferentes razas, culturas y tendencias políticas, para pedir la reconciliación», dijo en la ceremonia Lionel Davis, un ex prisionero.

La ceremonia es transmitida en gran parte del mundo y hay 1.500 periodistas acreditados. Desde mañana, el féretro del ex presidente desfilará por las calles de Pretoria hasta el viernes, para que los sudafricanos puedan despedirse de él.

Fuente: Agencias

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar