Internacionales_portada_slider

Canasta familiar en Venezuela creció un 163,6 % en un año

Los venezolanos se enfrentan a una combinación de inflación con escasez, lo que impacta la manera en la que emplean sus gastos y su tiempo diariamente.

Necesitan ocho salarios mínimos, de 7.421 bolívares, para cubrir las necesidades básicas de una familia de cinco personas, según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros.

La Canasta Básica Familiar, que incluye vivienda, servicios, salud, vestimenta e higiene aumentó 163,6% o 5 salarios mínimos en un año. Actualmente, cuesta 54.204,69 bolívares y costaba 20.560,85 bolívares en junio 2014.

Del mes de mayo al mes de junio, el precio de la canasta básica subió 26,5%.

El vestido y calzado aumentaron 48,3%, los alimentos 29,7%, la salud 4.9% y la higiene 5,8%. La educación, que no esta incluida en la CBF, aumentó 29,1%.

“Estoy dejando de comprar algunas cosas para poder comprar otras. Tenemos que tener reducciones. La cosa esta bastante difícil”, dijo Sandra Figueroa, farmaceuta.

Antonio Berrios, cuidador de carros, dijo que para poder adquirir alimentos este mes, ha tenido que pedir dinero prestado.

¨Ya en realidad lo que uno hace es trabajar y trabajar y lo que uno trabaja no alcanza. En época atrás se ahorraba. Uno trabajaba en el tiempo atrás y ahorraba 30 bolívares en el banco semanal. Ahorita no, ahorita los reales faltan. Hay que redoblarse hay que trabajar demasiado para poder conseguir lo que uno pueda”.

«Tenemos que dejar de hacer otros gastos y acercarnos solamente a lo que es el consumo de alimentos para la familia, lo que es educación y comida”, dijo Gilberto Bravo, técnico en alimentos.

Los venezolanos no solamente lidian con el aumento de los precios sino con la situación de escasez. Veinte productos básicos y al menos 49 productos adicionales escasean, según Cendas-FVM.

José Romero estuvo tres horas en cola en el mercado publico Bicentenario. Cuando llegó su turno, el pollo y el arroz se habían acabado.

“En el caso de hoy he recorrido seis supermercados y no consigo ni arroz. Ni el regulado ni el que está mas caro».

Dijo que pasa de seis a siete horas diarias buscando los productos que necesita ahora que esta desempleado”.

“Los que no tenemos tiempo para eso dejamos de comprar ciertas cosas y optamos a otras mas caras. En el caso mío trabajo yo y mi esposa entonces es más complicado. ¿El que trabaja cómo hace cola?,” dijo Alberto Bravo.

En Caracas, la escasez es del 65% por ciento, según la encuestadora privada Datanalisis. Los expertos aseguran que la situación en el interior del país es aún más grave.

“Ni siquiera podemos conseguir pan. No hay pan. Algo tan simple y sencillo como eso”, dijo Figueroa.

“Tengo días que no consigo papel toilet, ni café, no se consigue nada”, dijo Bravo.

CNN

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar