Internacionales_portada

Benedicto XVI nombró a su secretario personal como prefecto de la Casa Pontificia

 

El Papa Benedicto XVI promovió a arzobispo con el cargo de nuevo prefecto de la Casa Pontificia a su secretario particular, monseñor Georg Gaenswein, de 56 años. Hace nueve años que don Georg, como lo llaman los “vaticanistas”, está junto a Joseph Ratzinger, primero como secretario en la Congregación para la Doctrina de la Fe, de la cual era titular el entonces cardenal alemán, principal colaborador de Juan Pablo II durante 23 años como guardián de la ortodoxia doctrinaria.
 
Desde abril de 2005, cuando fue elegido 265ª pontífice de la Sagra Iglesia Romana Benedicto XVI, monseñor Gaenswein se instaló hasta hoy en los apartamentos pontificios y no los abandonará.
 
La designación establece que don Georg asume toda la responsabilidad de la Casa Pontificia, pero que seguirá viviendo junto al Papa en el tercer piso del Palacio Apostólico, donde se encuentran los apartamentos pontificios, y que mantiene su condición de secretario personal del Papa.
 
La Casa Pontificia es un nexo delicado en el organigrama de la Curia Romana, el gobierno central de la Iglesia, pues gestiona el acceso a las audiencias papales y coordina la agenda de las actividades del pontífice.
 
El nombramiento demuestra que el Papa quiere blindar y proteger a su colaborador pensando en el futuro y ahora cabe suponer que, después que se elija un nuevo Papa, monseñor Georg podría ser creado cardenal por el sucesor de Joseph Ratzinger.
 
Así ocurrió con don Stanislao Dziwisz, el secretario privado de Juan Pablo II durante los 26 años y medio de su largo pontificado. Aunque Karol Woytila nombró a monseñor Dziwisz obispo, le dio el cargo de viceprefecto de la Casa Pontificia, un escalón menos que el que ha recibido el actual secretario del pontífice y flamante arzobispo. 
 
Tras la muerte de Juan Pablo II, el 2 de abril de 2005, pasó poco tiempo antes que Benedicto XVI creara cardenal arzobispo de Cracovia a monseñor Dziwisz, quién hoy es una de las principales figuras de la Iglesia en Polonia.
 
La promoción de su secretario personal, por el cual el Papa siente absoluta confianza y afecto, pone fin a las especulaciones y “murmuraciones” que florecieron en los últimos meses en los apartamentos pontificios a raíz del robo de documentos y valores por parte del mayordomo infiel Paolo Gabriele.
 
Paoletto fue condenado a una pena mínima aunque el escándalo fue enorme y salpicó al secretario privado monseñor Gaenswein, que versiones malignas de quienes mal soportan su gran poder en el círculo íntimo del pontífice, acusaban de no haber controlado como debía las andanzas del mayordomo.
 
En algunos sectores de la prensa italiana se afirmó que don Georg sería nombrado prefecto de la Casa Pontificia y dejaría de ser secretario del Papa, lo que lo obligaba a abandonar los apartamentos pontificios.
 
Esta versión no tenía en cuenta los sentimientos del pontífice y su fe en el comportamiento del secretario Gaenswein. Con el nombramiento conocido hoy, don Georg recibe además una promoción moral y una confirmación de la confianza absoluta de Benedicto XVI en su asistente personal, también alemán, teólogo y profesor de la materia en la Universidad del Opus Dei en Roma.  
 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu