Internacionales_portada_slider

Abinader cataloga situación de Haiti como una guerra civil de baja intensidad ante la OEA 

El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, en un discurso ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), abordó los desafíos que se presentan como país y como región.

Abinader inició hablando sobre la reciente crisis sanitaria que se expandió en todo el mundo, la pandemia del Covid-19, señalando como Dominicana enfrentó los enormes desafios que se presentaron ante la pandemia, la guerra entre Rusia y Ucrania, así como el cambio climático. «Nuestro gobierno se enfocó en mitigar la expansión del virus desde muy temprano. Vacunando con agilidad logramos reducir la letalidad por la terrible enfermedad. Esto nos trajo reconocimiento y admiración, que humildemente recibimos y agradecemos».

El mandatario tambien manifestó que la prolongada crisis en la vecina República de Haití, impactó en la economía, seguridad y estabilidad social de República Dominicana.

“Los efectos de la crisis multidimensional en ese país desbordan nuestra capacidad individual y constituyen una amenaza a la estabilidad y a la seguridad de toda la región».

«Para República Dominicana, es una cuestión de seguridad nacional. Quiero repetirlo para que se grabe en la memoria de esta solemne sesión en el Salón de las Américas: la crisis que desborda las fronteras de Haití es una amenaza para la seguridad nacional de República Dominicana”, agregó el jefe de Estado.

En ese sentido, señaló que es imposible negar el peligro que representa que un Estado no tenga el control y monopolio de la fuerza sobre su territorio, “nos enfrentamos a la posibilidad real de que bandas criminales que operan en Haití intenten transgredir la integridad territorial y traten de alterar el orden y seguridad ciudadana en nuestro país”.

“Hace mucho tiempo que el tránsito de personas y mercancías desde nuestro país hacia Haití ha sido extremadamente riesgoso”.

El mandatario dominicano dijo que a raíz de esta situación de inseguridad, el gobierno inició la construcción de una verja perimetral en las áreas más vulnerables y sensibles del país, y que se han tomado medidas para prohibir el ingreso a de individuos asociados a bandas, y a quienes de manera deliberada atentan contra la estabilidad del Estado Dominicano.

“En el ámbito multilateral, República Dominicana aboga por mandatos robustos de la comunidad internacional que permitan a las autoridades haitianas tener la asistencia y cooperación para superar la violencia y sus causas de manera urgente, fortaleciendo las capacidades de su Estado, lo cual, lamentablemente no ha sido posible hasta el momento”, añadió.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Menu