Internacionales

El papa Francisco pidió a las dos Coreas “la búsqueda de la paz”

El papa Francisco convocó hoy a las dos Coreas a «buscar la paz» y «derribar los muros de la desconfianza» durante una ceremonia en el palacio presidencial de Seúl, donde el pontífice llegó hoy para una visita de cinco dí­as a Corea del Sur.

«La búsqueda de la paz por parte de Corea es una causa que nos preocupa especialmente, porque afecta a la estabilidad de toda la región y de todo el mundo, cansado de guerras», aseguró Francisco en lo que fueron sus primeras palabras, pronunciadas en inglés, en territorio surcoreano.

Corea del Norte, en tanto, disparó cinco cohetes hacia el mar en dos momentos distintos. Tres poco antes de la llegada de Francisco y otros dos una vez aterrizado.

El pontí­fice se reunió tras su llegada con la presidenta surcoreana Park Geun-hye y recordó que la Pení­nsula de Corea «es una tierra que sufrió durante mucho tiempo la ausencia de paz» e hizo un llamamiento a«derribar los muros de la desconfianza y del odio promoviendo una cultura de la reconciliación y de solidaridad».

Tras su llegada al país, la mandataria surcoreana expresó la esperanza de que la visita del jefe de la Iglesia Católica ayude a «inaugurar una era de paz y reconciliación en la península coreana». El Papa le contestó que había viajado a Corea del Sur «con este deseo en el corazón».

En el aeropuerto el pontífice también estrechó la mano a varios familiares de víctimas del hundimiento del ferry surcoreano en el que murieron más de 300 personas. En el vuelo, antes de llegar, mientras el avión sobrevolaba territorio de China, el PAPA envió un mensaje de saludos al presidente chino, Xin Jinping, en el que expresó cordialidad tanto al mandatario como al pueblo de su país, e invocó la divina bendición por la paz y el bienestar de la nación. En 1989 China había negado, en cambio, el uso del espacio aéreo a Juan Pablo II, cuyo avión tuvo que tomar la ruta ártica para llegar a Corea del Sur.

El programa de la visita Papal incluye una reunión con jóvenes católicos surcoreanos, la beatificación de 124 mártires católicos coreanos y una misa multitudinaria en Seúl consagrada a la paz y la reconciliación entre Corea del Sur y Corea del Norte.

Fuente: Agencias

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba