Deportes

Weah, un gol mundialista en el nombre del padre

Santo Domingo:- Tim Weah vengó este lunes en Catar-2022 a su padre, el mítico George Weah, el único futbolista africano que ganó un Balón de Oro y que nunca pudo jugar un Mundial.

El primer eslabón futbolístico de la saga Weah logró el máximo galardón individual en el mundo del fútbol en 1995, cuando jugaba en el París Saint Germain. Pero le quedó la espinita clavada de que su país, Liberia, nunca tuvo el potencial suficiente para clasificar a un Mundial.

Tim Weah, su hijo, no solo consiguió este lunes jugar un Mundial, aunque representando a Estados Unidos, el país en el que nació y creció, sino que lo hizo además marcando el único gol de su equipo en el empate contra Gales (1-1), en su debut en el Grupo B.

El joven Weah, de 22 años, cuya madre es jamaicana, a quien el hoy presidente de la nación liberiana conoció en Estados Unidos, fue una pesadilla constante para la defensa galesa, por la banda derecha.

El hijo del mítico George Weah, hizo valer sus genes para ganar por velocidad en muchas ocasiones a la defensa norteamericana.

Velocidad heredada

Y de este modo, en el minuto 36, tras recibir un pase al hueco de su compañero Christian Pulisic, sorprendió a sus rivales por velocidad, quedándose en un mano a mano con el portero galés, marcando con la maestría de su padre, ante la salida del guardameta.  

«Creo que mi padre está viviendo este momento a través de mí, estoy muy feliz de marcar este gol para ellos (su familia). Y estoy muy feliz de ayudar al equipo de la manera que sea», afirmó el delantero del Lille francés.

El punta confirmó que su padre presenció este debut de Estados Unidos en Catar desde el estadio Ahmad Bin Ali en calidad de presidente de su país, Liberia.

«No he podido mirar aún mi teléfono pero él estuvo aquí esta noche con mi madre y mi tío. Hablaré con él más tarde», afirmó Tim Weah. 

Con un padre veloz como George Weah y una madre jamaicana, Tim Weah solo podía heredar una buena punta de velocidad, que le permite alcanzar los 33,2 km por hora.

El joven Weah fue una preocupación constante por el ala derecha para los defensas galeses, que en ocasiones se tuvieron que emplear con contundencia como una entrada que sufrió en el minuto 78 que lo dejó tendido en el suelo.  

Bale también marcó

Cuando parecía que ganaba claramente el duelo a la veterana estrella galesa Gareth Bale, el exjugador del Real Madrid lograría el empate de penal en el minuto 82. 

Weah acabaría dejando el terreno de juego en el minuto 88, tras el empate de Estados Unidos, con la fatiga del esfuerzo realizado, en un cambio táctico, para asegurar el empate.

Weah, formado en la cantera del París Saint Germain, donde triunfó su padre, y tras jugar una temporada en el Celtic de Glasgow, lleva desde 2019 en el Lille francés.

Pese a su juventud, el delantero de 22 años ya cuenta en su palmarés con varios títulos nacionales, entre ellos tres ligas francesas, dos con el PSG y una con el Lille, y una escocesa con el Celtic.

Y este lunes, en Doha, en duelo mundialista, cuando toda la atención estaba puesta en el galés Gareth Bale, el joven Weah robó una parte de los focos al antiguo jugador del Real Madrid, en un duelo entre ambos que finalizó en tablas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Menu