Deportes_portada_slider

Las protestas en Venezuela «vuelan la cerca» y llegan a las Grandes Ligas de béisbol

Los peloteros posaron para una foto de equipo más o menos – pero los carteles que sostenían no tenían nada que ver con los jonrones o los ponchados.

Dos de ellos llevaban una bandera de Venezuela garabateada con «SOS» en la parte superior. Uno se arrodilló frente a un cartel que decía «Oren por Venezuela». Otro sostenía una pancarta que decía: «Lejos pero no ausentes».

Los compañeros de equipo de los Tigres de Detroit se tomaron la foto la semana pasada en un vestidor en Lakeland, Florida, su base de entrenamiento de primavera.

Un grupo de los Mets de Nueva York posó para una toma similar esta semana, sosteniendo banderas venezolanas mientras permanecía al lado de un diamante de béisbol en Port St. Lucie, Florida.

Ellos pueden ser rivales en el campo, pero los jugadores de ambos equipos comparten algo en común: la preocupación por los eventos que se desarrollan en su patria, a más de 1.500 millas de distancia.

Semanas de masivas protestas callejeras en Venezuela han dejado por lo menos 17 personas muertas, más de 260 heridos, y docenas de detenidos después de los enfrentamientos entre miembros de la oposición, partidarios del gobierno, cuerpos policiales y grupos armados.

«Estamos realmente preocupados por lo que está pasando allí», dijo Wilmer Flores, un jugador de campo de 22 años de edad de los Mets. «Tengo a toda mi familia allá. Todos mis amigos están allá».

Él es originario de Valencia, Venezuela, donde la muerte de una reina de belleza que recibió un disparo en la cabeza durante las protestas hizo titulares internacionales.

Él dijo que le ha advertido a los miembros de su familia de no salir durante las furiosas protestas.
«Desde aquí, apoyamos a VENEZUELA», tuiteó el toletero de los Tigres, Miguel Cabrera: quien es de Maracay, Venezuela, con una fotografía con sus compañeros de equipo.

«Desde aqui todos unidos por Venezuela», escribió Omar Vizquel, entrenador de cuadro de los Tigres, cuando compartió la foto.

El béisbol también es un pasatiempo nacional en la nación sudamericana. Y las estadísticas muestran que los venezolanos representan el segundo grupo más grande de jugadores extranjeros en las Grandes Ligas.

Los Mets tienen tres jugadores y un entrenador venezolanos. En el listado de 40 integrantes de los Tigres este año, 10 jugadores son de Venezuela.

Y cuando los jugadores hablan, la gente escucha.

La fotografía de los Tigres ha sido retuiteada cerca de 10,000 veces, desde que Cabrera la compartió, y más de 16.000 veces desde la cuenta de Vizquel.

Algunos elogiaron a los jugadores por su coraje. Pero no todas las respuestas fueron positivas.
Algunos los describieron como hipócritas, atacándolos violentamente por parecer tomar partido o criticándolos por no tomar una postura lo bastante firme.

En el polarizado mundo de la política venezolana, no hay árbitros que intervengan para terminar la lucha.
«Ahora ninguno puede tener una opinión. Si apoyas a alguien, otros te atacan, y viceversa. Y si eres neutral, no eres venezolano,» escribió Cabrera en respuesta. «Qué triste realidad.»

Algunos mensajes en línea de los jugadores han incluido la etiqueta #SOSVenezuela usada por los miembros de la oposición para atraer atención a la crisis de Venezuela. Otros han dicho que ellos no están tomando una posición política- solo promoviendo la paz.

Los mensajes han desenfundado una respuesta del mismo presidente venezolano, Nicolás Maduro. En comentarios televisados, él dio a entender que los jugadores no estaban expresando sus verdaderos sentimientos.

«Los jugadores venezolanos de las grandes ligas están siendo presionados para aparecer en retratos que dicen SOS Venezuela», dijo Maduro. «Los dueños de los equipos de la Liga Mayor han presionado a nuestros hombres».
Vizquel no moderó palabras cuando contraatacó en Twitter.

«La única presión que tenemos es la de ganar juegos, bateando y atrapando» escribió. «La sensibilidad y los sentimientos no son presionados».

La cara de un entrenador de los Mets, Edgardo Alfonzo, normalmente se ilumina cuando habla de su patria. Pero ahora, sopesando la situación, él dice que está invadido de tristeza y sintiéndose tenso.

«Nunca pensamos que íbamos a llegar adonde estamos hoy.» …Te sientes muy impotente, incapaz de hacer algo desde aquí, solo apoyar a nuestras familias y al pueblo venezolano. Y realmente, para todas estas personas que han perdido a miembros de su familia, es muy duro», dijo». Todos están preocupados. Es como una bomba de tiempo. Realmente, tú no quieres que esto continúe. Tú quieres que se detenga, de una vez por todas».

No son solo jugadores y entrenadores de béisbol hablando en el exterior sobre Venezuela.

El jugador de básquetbol, Chris Bosh, de Miami Heat tuiteó una foto de sus zapatos durante un juego el domingo, con «SOS Venezuela» escrito en blanco encima del silbido de Nike.

Bosh le dijo al Bleacher Report que él ha estado hablando sobre la crisis con su esposa, quien es medio venezolana.
«Más o menos poniéndome al día sobre el tema desde la semana pasada», dijo. «Loco. Una forma de parar todo de parte del Gobierno. Inflación. Las exportaciones e importaciones en gran parte se han detenido. Conozco un par de personas que justo vinieron de allá, y están trabajando para mí, y está mal. Vas a la tienda de comestibles y no hay comestibles. Ni medicinas».

Muchos peloteros venezolanos dicen que esperan usar su popularidad y la popularidad de su deporte para enviar un mensaje de paz que vaya más allá de la política.

Ellos creen que el béisbol es un deporte que puede unir a la gente, y esperan que su mensaje sea escuchado por la comunidad internacional, así como también allá en casa.

«Estamos tratando de promover paz», dijo Alfonzo. «Porque, al ser un atleta, pienso que mucha gente joven nos admira. Esa es la forma en que podemos ayudar».

Hay solo una cosa que Alfonzo dice que quiere para su país: paz.

«Solo oren por Venezuela», dijo. «Eso es todo lo que pedimos».

(CNN)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba