Deportes

Kevin Garnett gana en emotivo regreso a los Wolves

Quedaban 30 minutos para su primer partido con el uniforme de los Timberwolves en casi ocho años, y Kevin Garnett saltaba de un lado a otro en el vestuario que fue su hogar durante 12 años.

El propietario del equipo, Glen Taylor, le llevó a un lado y trató de calmarle.

“Ésta es su noche, Kevin”, le dijo Taylor. “Sólo disfrútela”.

Y así fue.

Garnett tuvo un sonoro recibimiento en su regreso a Minnesota, y los Timberwolves se recuperaron de un flojo inicio para imponerse el miércoles 97-77 a los Wizards de Washington.

Garnett, el rostro de la franquicia que fue readquirido en un cambio procedente de Brooklyn la semana pasada, terminó con cinco puntos, dos encestes en siete oportunidades, con ocho rebotes y dos bloqueos en 19 minutos en su primer juego con los Timberwolves desde 2007.

“He vuelto antes y nunca presté atención al afecto que seguía habiendo aquí por mí porque estoy demasiado ocupado centrándome en el juego”, dijo Garnett sobre sus encuentros previos en el Target Center cuando jugaba para Boston o Brooklyn.

“Y esta noche fue increíble”.

“No sabía que la ciudad me extrañaba así. No creo que uno pueda desear o siquiera pensar que la ciudad le quiere de este modo. Pero verlo es realidad, y lo agradezco mucho”, añadió.

Ovación en pie al principio. Canciones al final. Un comienzo maravilloso para lo que Garnett ha descrito como un final de cuento de hadas para su carrera.

Kevin Martin anotó 28 puntos y Andrew Wiggins sumó 19 para los Wolves, que llegaron a quedarse 15 puntos por detrás después del emotivo recibimiento a Garnett.

Marcin Gortat tuvo nueve puntos y 15 tableros por los Wizards, que han perdido cinco partidos en fila y 10 de sus últimos 12. John Wall terminó con cinco tantos, pero solo dos encestes en 10 tiros de campo. Paul Pierce no jugó debido a un golpe en la rodilla.

“Tenemos que encontrar una forma de salir de este bache”, dijo Garrett Temple.

Nikola Pekovic terminó con 15 puntos y 13 rebotes para Minnesota, pero la noche fue de KG, la carismática superestrella que puso esta pequeña franquicia en el mapa antes de ser transferido a Boston en 2007.

Garnett hizo su primera aparición en la cancha unos 20 minutos antes del partido. El resto de jugadores inclinó la cabeza hacia el suelo y los aficionados que le habían extrañado durante tanto tiempo aplaudieron durante los siguientes 25 minutos.AP

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar