Las autoridades federales han confirmado que Shohei Ohtani, destacado jugador de los Los Angeles Dodgers, ha sido víctima de fraude por parte de su exintérprete, Ippei Mizuhara, en un caso que ha conmocionado al mundo del béisbol.

La investigación, desencadenada por la denuncia de un robo de $4.5 millones de dólares de la cuenta del jugador japonés hacia casas de juego ilegales, ha revelado un desfalco mucho mayor por parte de Mizuhara, quien habría sustraído un total de $16 millones de dólares.

Según las autoridades, Mizuhara habría comenzado a realizar apuestas deportivas ilegales en 2021, utilizando el dinero de Ohtani sin su consentimiento. Aunque se ha confirmado que Ohtani no participó en ninguna apuesta relacionada con el béisbol, Mizuhara habría utilizado los fondos del jugador para sus propias actividades ilícitas.

El Fiscal Federal Martín Estrada, a cargo de la investigación, ha revelado que Mizuhara admitió el fraude ante las casas de apuestas. Mientras tanto, Ohtani ha declarado su inocencia y expresado su decepción por la traición de su exintérprete.

Como consecuencia de sus acciones, Mizuhara enfrenta cargos por fraude bancario, mientras que Ohtani ha sido exonerado de cualquier delito y se encuentra concentrado en su temporada con los Dodgers.

Este incidente ha puesto de relieve la importancia de la seguridad financiera de los deportistas profesionales y la confianza en sus círculos más cercanos, así como la necesidad de una mayor vigilancia en el ámbito de las apuestas ilegales en el deporte. Ohtani, por su parte, continúa demostrando su destreza en el campo de juego mientras se recupera de esta traición.

Share.

Leave A Reply

Exit mobile version