San Diego:- Por un breve momento en el Juego 1 de la SCLN el martes, todos tuvimos quedamos como el cañonero de los Filis, Bryce Harper: Sin palabras.

Eso fue porque su compañero Kyle Schwarber mandó una bola en órbita un bambinazo de 488 pies de distancia, según Statcast  en el sexto episodio de la victoria de Filadelfia por 2-0 sobre los Padres. Fue el cuadrangular más largo en el Petco Park desde que se implementó Statcast en el 2015.

Primero que todo, lo hubiera aceptado si hubiera caído en la primera fila”, declaró Schwarber. “La verdad no se siente nada. Probablemente eso es lo bueno, tus manos no te duelen para nada después. El poder traer otra carrera y ampliar la ventaja fue bueno”.

Con los Filis arriba por 1-0, Schwarber le cayó a una recta cortante del derecho Yu Darvish para enviarla al segundo nivel de las gradas sobre el jardín derecho. El tablazo tuvo una velocidad de salida de 119.7 millas por hora. Solamente Giancarlo Stanton de los Yankees, Shohei Ohtani de los Angelinos, y el dominicano Oneil Cruz de los Piratas dieron batazos de al menos 119 mph en el 2022.

“Somos amigos. Cada vez que lo veo, nos saludamos y todo eso. Ahora la próxima vez que lo vea, probablemente le daré un puño”, bromeó Darvish.

El vuelacercas que dio Schwarber el martes fue su 10mo en 42 partidos de postemporada. Sin embargo, el toletero había llegado a esta SCLN bateando de 10-1 en estos playoffs. Obviamente, su bate está comenzando a encenderse, como lo demostraron su pasaporte negociado en la primera entrada, su sencillo en el tercer inning y luego el jonrón.

“Pienso que tuvo muy buenos turnos, simplemente no han salido a su favor”, explicó Harper. “La verdad tuvo excelentes turnos, y esperamos que siga así en el próximo partido”.

Share.

Leave A Reply

Exit mobile version