El tenista número uno del mundo, Novak Djokovic, ha causado sensación al avanzar a las semifinales del prestigioso Masters 1000 de Montecarlo por primera vez en nueve años. El serbio superó un desafiante encuentro ante el talentoso australiano Felix de Miñaur con un marcador de 7-5 y 6-4.

Djokovic, dos veces campeón del torneo en 2013 y 2015, se encontró con una oposición feroz por parte del undécimo clasificado mundial, de Miñaur. Sin embargo, la determinación y calidad del serbio se impusieron, permitiéndole avanzar en el torneo.

El enfrentamiento fue un verdadero espectáculo de tenis, con ambas partes luchando en cada intercambio. Aunque el saque de ambos jugadores fue roto en múltiples ocasiones, Djokovic demostró ser más sólido en los momentos cruciales, especialmente al asegurarse la rotura del servicio en el duodécimo juego del primer set, lo que le permitió tomar ventaja.

El segundo set mantuvo la emoción, con una lucha continua por el control del juego. Sin embargo, Djokovic finalmente logró imponerse en el octavo juego, asegurando así su lugar en las semifinales.

«Ha sido un partido muy disputado», comentó Djokovic tras la victoria. «De Miñaur es un jugador formidable y realmente me hizo esforzarme al máximo. Estoy encantado de haber salido victorioso y ansioso por el próximo desafío», añadió el tenista.

Con esta impresionante actuación, Djokovic demuestra una vez más su dominio en la cancha y su firme determinación por mantenerse en la cima del tenis mundial. Los aficionados anticipan con entusiasmo su próximo enfrentamiento en las semifinales, mientras el serbio continúa persiguiendo la gloria en Montecarlo.

Share.

Leave A Reply

Exit mobile version