Deportes

Chris Bosh sigue recuperándose; visita al Heat

MIAMI.-Chris Bosh no tiene idea de cómo pudo jugar por tanto tiempo pese al dolor. Tampoco puede explicar por qué no sintió miedo al enterarse de que su salud estuvo en grave riesgo.

Todo lo que sabe es que lo peor ha pasado. Y por ahora eso es lo único importante.    Bosh regresó a las instalaciones del Heat de Miami el lunes por la noche, por primera ocasión en más de un mes. Dio así otro paso en su camino a la recuperación y en su regreso a la NBA, luego de que se le diagnosticaron coágulos de sangre en un pulmón.

El pívot podría recibir la autorización médica para comenzar a ejercitarse a finales de este mes, y reanudaría sus “actividades de basquetbol a plenitud” en septiembre.

“Todo el amor y la energía me han permitido de verdad volver acá”, dijo Bosh. “No lo he hecho bajo las circunstancias que me hubieran gustado, pero yo estaba en condiciones de pedir, no de elegir. Estoy muy contento por llegar acá, y creo que voy mejorando”.

Bosh no tiene forma de saberlo, pero se imagina que jugó con el coágulo en el pulmón, lo que representa una situación peligrosa, por decir lo menos.

“Me imagino que sí”, comentó. “Algunos días fueron difíciles y otros no… Yo sólo quería jugar”.    Bosh habló durante unos siete minutos durante una conferencia de prensa previa al partido. Lució en condiciones normales, pero no lo está.

Puede realizar muy poco esfuerzo físico por ahora. Apenas recientemente comenzó a recorrer distancias cortas.

“Hago un poco de caminata diariamente. Sólo trato de mejorar”, reveló. “También trato de reflexionar, de sentarme al aire libre, disfrutar este clima hermoso y apreciarlo”.

El lunes fue un día ocupado para Bosh. Por la mañana, 35 empleados del Heat llegaron en autobús a su casa y los sorprendieron, al dejar ahí 10.000 tarjetas de personas que le deseaban una pronta recuperación.

El jugador estaba frente a la vivienda, y sonrió mientras sostenía una de varias cajas llenas de tarjetas.

Bosh dijo que, hace semanas, se puso en duda si volvería a jugar alguna vez. Sin embargo, ese tema quedó atrás muy rápido.    “Yo sabía que iba a jugar basquetbol de nuevo”, aseguró Bosh.

Estuvo en la cancha el lunes. Conoció a un soldado homenajeado por el Heat antes del partido y luego habló al público.    “Quiero agradecer a todos y cada uno de ustedes, por todo el amor”, expresó, además de instar a que los fanáticos sigan apoyando a Miami, mientras busca un boleto para los playoffs. Bosh formó una fila junto a sus compañeros para escuchar el Himno Nacional.

Ocupó un lugar en el banquillo. Durante el partido, alentó al equipo, y conversó con sus compañeros y coaches.    El Heat cayó por 100-90 ante los Celtics de Boston.

La última vez que Bosh participó en un encuentro con Miami fue el 11 de febrero, justo antes de que comenzara el Juego de Estrellas. Sintió dolor ocasional en un costado y en la espalda (incluso solicitó ayuda de un quiropráctico), pero viajó a Nueva York para el Juego de Estrellas.

Formó equipo con Dominique Wilkins y Swin Cash para ganar la competición de disparo por tercer año consecutivo.    Luego se fue unos días de vacaciones a Haití.

El dolor se intensificó y Bosh fue a un hospital para que lo revisaran.    El diagnóstico asustó a muchas personas, sobre todo porque llegó en la misma semana del fallecimiento del ex jugador de la NBA Jerome Kersey por coágulos en un pulmón.

De algún modo, Bosh no estaba preocupado.    “No sé por qué”, dijo. “Simplemente no me pareció algo atemorizante en ese momento”.    Luego de pasar cerca de una semana en el hospital, Bosh se marchó a casa y ha tratado de conservar la paciencia desde entonces.AP

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar