El zurdo Ángel Padrón lanzó el segundo juego sin hit ni carrera en la historia de la Serie del Caribe en el juego que los Tiburones de La Guaira (Venezuela) derrotaron 9-0 a los Gigantes de Rivas (Nicaragua).

Padrón lanzó siete innings perfectos hasta que abriendo la octava entrada regaló base por bolas a Raudy Read, lo que evitó que lograra lo que hubiera sido apenas el segundo juego perfecto en la historia del certamen.

Padrón concluyó su labor con nueve innings lanzados, cuatro ponches, una base por bolas y 88 pitcheos.

El único juego perfecto, y que fue el primer sin hit ni carrera en Serie del Caribe, lo lanzó el estadounidense Thomas Fine de los Claveles Rojos de La Habana, cuando el 21 de febrero de 1952 derrotó 1-0 a Cervecería Caracas en el Estadio Olímpico de Panamá.

Share.

Leave A Reply

Exit mobile version