Espectáculos_portada_slider

Zellweger comparte su preparación para ‘The Thing About Pam’

En su nueva serie limitada de NBC, “The Thing About Pam”, Renee Zellweger usa prostéticos y relleno para aparentar un peso mayor en el papel de una asesina convicta. Una decisión que los críticos han cuestionado, argumentando que una actriz de talla más grande podría haber lecho el papel.

Zellweger aumentó famosamente su peso para “Bridget Jones’s Diary” (“El diario de Bridget Jones”) en 2001 y “Bridget Jones: The Edge of Reason” (“Bridget Jones: Sobreviviré”) en 2004. El personaje alcanzó su peso meta (o la talla natural de Zellweger) para “Bridget Jones’s Baby” (“El bebé de Bridget Jones”) en 2016.

La galardonada con dos Oscar eligió prostéticos en vez de subir de peso porque su personaje es una persona real cuyo aspecto, cree Zellweger, influyó en el hecho de que no fuera considerada sospechosa en un principio.

“Estamos hablando de una persona que se ve como alguien sobre quien fácilmente proyectamos nuestras propias creencias acerca de quién es ella: ‘Ella es claramente amable, y claramente dulce y divertida y graciosa, cálida y considerada y una gran amiga porque siempre está ahí y siempre es tan generosa’. Y fácilmente desestimamos cualquier cosa que se pueda pensar en otras circunstancias”.

Zellweger dijo que para igualar la apariencia de Hupp no quiso dejar nada al azar.

“Conozco los resultados de una experiencia tipo ‘Bridget Jones’ y este no es un personaje ficticio que esté a merced de mi interpretación y para ver qué pasa”.

El proceso con los prostéticos tampoco fue fácil, porque Zellweger dijo que es alérgica al adhesivo. “Hay muchos químicos involucrados en la aplicación y el retiro de esos prostéticos. Lo sientes”.

Zellweger interpreta a Pam Hupp, la mejor amiga de Betsy Faria, una mujer de Missouri que fue asesinada a apuñaladas en su casa en 2011. La policía arrestó al esposo de Faria por el crimen y él fue declarado culpable después de que Hupp testificó en su contra en la corte. El esposo pasó tres años en prisión y fue exonerado en un segundo juicio. Mientras tanto, los investigadores comenzaron a sospechar de Hupp quien fue la última persona en ver a Faria con vida. Hupp había convencido a Faria de ponerla como beneficiaria de un seguro de vida apenas días antes de que fuera asesinada.

Para despistar a la policía, Hupp se hizo pasar por productora de la serie policiaca de NBC “Dateline” y le pagó a un hombre discapacitado, Louis Gumpenberger, para que fuera a su casa para hacer una llamada falsa al número de emergencias 911. Hupp mató a disparos a Gumpenberger y le dijo a la policía que era un intruso. Intentó hacer como que Gumpenberger estaba trabajando con el esposo de Faria para robarle el dinero del seguro.

Hupp cumple ahora con una condena en prisión sin posibilidad a libertad condicional por el asesinato de Gumpenberger. Fue acusada en 2021 por el asesinato de Faria y está siendo investigada por el homicidio de su propia madre.

“Dateline” produjo primero un episodio sobre el caso, encabezado por Keith Morrison, y después lo convirtió en un podcast. Así fue como Zellweger escuchó primero la historia. Zellweger dijo que un socio le envió el podcast y lo escuchó sin parar de principio a fin mientras iba conduciendo con su perro Chester.

“Le hablaba (al podcast) como si estuviera viendo televisión y gritando con las noticias. Le hablaba al radio y Chester levantaba su cabeza como diciendo ‘¿Eh?’, porque yo decía ‘No, no, no’”, recordó. “Fue una locura y al final te das cuenta que te has preguntado ‘por qué’ y ‘cómo’ cien veces. Sentía mucha curiosidad de explorar la historia más. Simplemente parecía un proyecto muy interesante en el cual adentrarse”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba