Espectáculos_portada_slider

Riz Ahmed hace catarsis con corto nominado al Oscar

Nueva York (AP) —   Entre los filmes nominados a los Oscar, quizá el más potente sea “The Long Goodbye”. Es duro, visceral, sobrecogedoramente violento y desesperadamente urgente, todo en menos de 12 minutos.

“The Long Goodbye”, dirigido por Aneil Karia, protagonizado por Riz Ahmed y escrito por ambos, está nominado a mejor cortometraje actuado y tiene muchas posibilidades de ganar el domingo en los Premios de la Academia. Es inicialmente naturalista y está inmerso en los preparativos para una boda de una familia cuyo origen es Asia del Sur (la región que comprende a India y Pakistán), pero vive en un suburbio de Inglaterra. Sus preocupaciones son ¿dónde debe ir una poltrona?, ¿quién escribió “Blinded by the Light”?

El personaje de Ahmed ve por la ventana un grupo de camionetas sin identificar de las que bajan milicianos enmascarados. La vida cotidiana es violentamente interrumpida. Pronto son rodeados por los enmascarados que comienzan a ejecutar a los hombres. La escena de pesadilla termina con un monólogo furioso interpretado por Ahmed cuando está derrumbado en la calle, citando su canción “Where You From” — un testimonio apasionado sobre las identidades multiculturales.

“No toda la gente quiere su país de regreso”, dice Ahmed a la cámara. “Si quieres que regrese al lugar de donde vengo, entonces necesito un mapa”.

Para Ahmed, “The Long Goodbye”, que se encuentra disponible en YouTube, muestra sus propios temores por enfrentamientos contra inmigrantes y migrantes ante el aumento de racismo oculto tras una máscara de nacionalismo.

“En la Gran Bretaña post-Brexit, hemos sentido este aumento constante de xenofobia en todas partes. Y comienza a sentirse un poco ensordecedor. Llegas al punto en el que tienes que tomar a alguien y decir ¿escuchas esto?, ¿lo estás sintiendo?, ¿estoy teniendo un ataque de pánico?’”, dijo Ahmed en una entrevista reciente desde Londres. “Aneil y yo queríamos contar urgentemente una historia sobre esto, para sacar a flote nuestros sentimientos, para desenterrar nuestras pesadillas y dejarlas ver al mundo”.

Las escenas que se ven en “The Long Goodbye” se parecen a las que podrían ocurrir en regiones más apartadas el planeta. Pero para Ahmed, el filme recrea la realidad emocional diaria de las personas diversas viviendo en democracias occidentales cada vez más divisivas, así como la actualidad real de otros lugares.

“En realidad donde ocurre es dentro de nuestra psique. Pero también ocurre en nuestras memorias ancestrales”, dijo Ahmed. “Ocurre en Ucrania en este momento. Ocurre en India, con las masacres del año pasado. Ocurre en Myanmar. Ha ocurrido en Estados Unidos. Ocurrió en Bosnia”.

“The Long Goodbye” no es la única nominada al Oscar en abordar estos asuntos — ni la única con la que está relacionado Ahmed. El cineasta y actor es también productor ejecutivo de “Flugt” (“Flee”), el documental animado sobre el sinuoso camino de un inmigrante afgano hacia una nueva vida en Dinamarca, y hacia la autoaceptación. “Flugt” es la primera película en ser nominada a mejor documental, mejor película animada y mejor película internacional.

”‘The Long Goodbye’ se trata de identidad, hogar y pertenencia. Y ‘Flee’ se trata de identidad, hogar y pertenencia”, dijo Ahmed. “La conversación de nuestro tiempo parece ser sobre identidad, hogar y quién pertenece a dónde”.

Ahmed hizo historia el año pasado como el primer musulmán nominado a mejor actor por “The Sound of Metal” (“El sonido del metal”), en la que interpretó a un baterista rockero que pierde el oído. Este año las categorías de cortometraje serán premiadas previo a la transmisión en vivo por televisión. Aunque la Academia ha prometido que honrará a cada ganador durante la teletransmisión, la decisión ha sido muy criticada por algunos en la industria. Ahmed dice que sin importar que haya tenido una película nominada en una de las ocho categorías que se premiarán fuera del aire, desearía que fueran premiadas en vivo.

“La comunidad (del Oscar) se trata de reconocer a los mayores e impulsar a los novatos”, dijo Ahmed. “Por lo general, las categorías de cortometraje son donde el nuevo talento tiene su primera experiencia. Aneil Karia es un nombre que sonará en los próximos años”.

Ahmed, de 39 años, quien nació en el suburbio de Wembley a las afueras de Londres de padres paquistanís, ha rapeado varias veces sobre sus sentimientos complejos sobre identidad y sobre abrirse paso en “esta industria de lo británico”. “Quizá soy de todas partes y de ninguna parte”, rapea en “Where You From”.

Ahmed ha trabajado con la Iniciativa de Inclusión USC Annenberg para subrayar cómo los musulmanes suelen ser marginados o estereotipados en cine y televisión. De 8.965 personajes con diálogos identificados en las 200 películas más taquilleras estrenadas entre 2017 y 2019, sólo 1,6% eran musulmanes y de ellos 30% eran perpetradores de violencia.

Aunque la segunda mitad del cortometraje toma un vuelco abruptamente violento, las primeras escenas efímeras y familiares en “The Long Goodbye” son suficientes para constituir algo rara vez capturado en cines comerciales: una familia musulmana simplemente existiendo. Aunque Ahmed reconoce que “The Long Goodbye” y “Flugt” están muy ligadas al momento actual, también las ve como un reflejo de una lucha eterna.

“Historias sobre refugiados, historias sobre intolerancia, películas como ‘The Long Goodbye’, películas como ‘Flee’, nos confrontan con preguntas que en un nivel, sin importar quiénes somos, siempre nos estamos haciendo”, dijo Ahmed. “Por eso creo que son historias atemporales. Si revisas la ‘Eneida’, Eneas es expulsado de Troya. La ciudad es destrozada y él es un refugiado”.

“Después fundó Roma, por cierto. Nada mal para un refugiado”, agregó Ahmed, riendo. “Quizá ahí con Apple y Steve Jobs, hay un refugiado de Siria”.

Pero si “The Long Goodbye” parece sombría, también es emocionante en su clara resistencia, pronunciada de frente a la cámara. En sus cambios radicales, la película de Karia rompe con las convenciones.

“Cuando cuentas tu historia compartes tu experiencia con alguien”, dice Ahmed. “Estás poniéndote ahí afuera para conectar. Y cuando otras personas conectan con esa experiencia, esa es la esperanza. La esperanza es conexión”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu