Espectáculos_portada_slider

Natasha Klauss: «Al igual que al público me hubiera gustado ver más historia de los gavilanes originales»

Pasión de gavilanes 2 llegó este martes a su fin y la experiencia de haber podido retomar una historia que marcó hace casi dos décadas un antes y un después en su carrera dejó a Natasha Klauss con un sabor de boca “primero de agradecimiento”.

“No solamente por haber podido compartir con los compañeros de la primera temporada, que eso es un milagro: lograr reunir el elenco después de 20 años; sino también por volver a ver a personas que también trabajaron detrás de cámaras de la misma producción hace 20 años, el escenario tan mágico y maravilloso que fue Villa de Leyva y lo bien que nos trataron, desde la producción hasta la propia empresa Telemundo”.

No obstante, la actriz reconoce que se hizo “una apuesta bastante arriesgada” con el giro que se le dio a la historia y las tramas tan “fuertes” que se abordaron y quizás no era lo que los fanáticos de Pasión de gavilanes esperaban ver.

“Tenemos el reto de que la primera temporada está muy vigente y yo entiendo que eso también es algo peligrosísimo porque la gente quiere ver como lo mismo al día siguiente y esto fue diametralmente opuesto”, comenta Natasha, quien cree que el público se hubiera sentido mucho más en sintonía con esta nueva temporada si hubiese habido más presencia desde el día 1 de los gavilanes originales.

“Tal vez yo hubiera dejado para una tercera temporada el desarrollo de todos los nuevos personajes maravillosos que llegaron para darle al público lo que estaba pidiendo. El público estaba pidiendo ver a sus gavilanes y tener también como ese toque de comedia y como todo lo que sucedió en la primera temporada, y creo que no se le dio al público lo que realmente estaba pidiendo y quería”.

Klauss asegura que a ella en lo particular Pasión de gavilanes 2 le gustó como historia, “siempre lo dije y lo sigo diciendo”, pero “yo la verdad no estaba pensando como público, yo estaba pensando como personaje, como actriz; me encantaban todos los retos que le tocaban a Sarita, el condicionamiento de que no se sabía si Michel volvía o no también era bastante complejo de manejar”.

La actriz considera que hubo un cambio muy radical entre la primera y la segunda temporada. “Para mí es vernos a nosotros después de 20 años, lo que pasa es que es una segunda temporada con una historia muy fuerte, entonces es como ver Friends pero Friends en una versión, no sé cómo explicarlo, como que ahora vamos a meter que Friends son asesinos. No sé, un poco lo opuesto a lo que vienes acostumbrado a ver de esos personajes; entonces yo creo que se hizo una apuesta bastante arriesgada”, se sincera.

Klauss comenta que “de pronto habría que haber pensado un poco más en esa ficción que se creó en Pasión de gavilanes“.

Pasión de gavilanes tenía una cantidad de herramientas que hicieron que fuera mágico, entonces yo creo que esas herramientas a mi modo de ver, independiente del tiempo, tendrían que haberse mantenido”, señala.

“Yo si voy a hacer un plato típico colombiano, por ejemplo el ajiaco, y me funciona la fórmula que tengo, sigo con la fórmula y de pronto le pongo más arroz o el arroz lo combino con otros ingredientes que combinen con ese ajiaco, pero no cambio el ajiaco. Por algo las temporadas hoy en día uno ve las plataformas que funcionan de esa forma. Siguen con la línea de lo que a la gente le gustó, así hayan pasado muchos años. Pero como profesional yo respeto enormemente lo que está escrito y lo hago lo mejor posible”.

La actriz de 46 años admite que hubo cambios muy radicales en algunos personajes en sus valores y principios que para ella fueron muy difíciles de entender.

“Yo creo que los seres humanos no cambiamos en esencia y valores, cambiamos en situaciones; entonces en lo particular sí había momentos en los que para mí era muy difícil entender desde el personaje o a veces desde los otros personajes las situaciones y las reacciones por lo mismo, porque uno hizo su personaje hace muchos años también. Esos valores y esos principios normalmente no se vulneran así pasen cosas. De hecho, se afianzan los valores, pero no se pierden”, asevera.

Pese a ello, Klauss destaca que Pasión de gavilanes 2 dejó algo muy valioso que está por encima de cualquier producto: “la sinergía que se dio entre todos los compañeros y las nuevas amistades que surgieron durante las grabaciones”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Menu