Espectáculos_portada_slider

Lyn May se avergüenza por sus amoríos con políticos y un expresidente

Lyn May no para de dar de qué hablar, y tras sus recientes lanzamiento musicales a ritmo de reggeatón y su intención por convertirse en una artista respetada en el género urbano, ahora la famosa vedette emitió declaraciones que casuaron revuelo.

Y es que la bailarina nacida en Acapulco, Guerrero, declaró que la avergüenza haber sostenido relaciones sentimentales en el pasado con hombres de la política y con un ex presidente de México, aunque no reveló el nombre del aludido.

Liliana Mendiola Mayanes, su nombre real, fue entrevistada por el youtuber Doble G, y ahí hizo un repaso por su pasado y destacó que aunque se siente muy orgullosa por sus relaciones con productores del mundo del entretenimiento, también se siente apenada por haber tenido amoríos con hombres del mundo de la política,

“Fui novia de un presidente, de uno, uno loco que andaba por ahí. Los presidentes no te creas que es un orgullo andar con alguno (…) hay cada presidente que la verdad da vergüenza. La verdad yo me avergüenzo de haber andado con un presidente porque son unos rateros. Me da vergüenza decirlo”, dijo la cantante de La loba.

La polémica famosa no quiso ahondar en detalles y no reveló los nombres de quienes compartieron con ella; sin embargo, en una entrevista que brindó a Imagen TV en 2013, Lyn mencionó el nombre de José López Portillo como uno de sus enamorados; el fallecido político priista ocupó la investidura presidencial de 1976 a 1982.

De acuerdo con la emblemática famosa de 69 años, luego de que apareció en la película de 1975 del director Alberto Isaac, Tívoli, con la que llamó la atención del público mexicano con su exuberante figura, comenzó a tener muchas oportunidades de trabajo y en una ocasión se topó con el politico, quien quedó prendado de ella y comenzó a cortejarla.

“Me pasó con un presidente de la República. En Churubusco la señora me agarró a golpes, sí me pasó. A las vedettes nos pasa de todo”, contó May durante dicha conversación.

Desde entonces, la actriz de cine de ficheras no ha parado de compartir cómo fue que López Portillo la buscaba. “Yo no tengo la culpa de que él me empezara a mandar regalos, cosas, flores y además iba por mí”, relató en una ocasión.

Al enterarse, la primera dama, Carmen Romano golpeó a la vedette, por lo que terminó la breve relación. “Le gustaban mucho las vedettes, pero yo fui la primera”, reveló recientemente Lyn, pues en 1995 el político se casó con Sasha Montenegro, otra bailarina famosa de la época.

 

 

Infobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba