Turismo_portada_slider

Embajada de los Estados Unidos publica trayectoria de empresario turístico Montecristeño

Montecristi es una hermosa ciudad costera ubicada en la región noroeste de la República Dominicana y también es hogar del líder comunitario y empresario de 35 años Robinson Jiménez.

No hay duda de que Robinson ama a su comunidad. Esto se debe en parte a sus fuertes vínculos con el área: su familia se mudó a Montecristi hace más de 120 años. Incluso cuando ha tenido la oportunidad de mudarse a otro lugar, siempre ha optado por quedarse.

“La gente me ha ofrecido mejores trabajos en otros lugares y nunca me he ido”, nos comparte.

El negocio de buceo de Robinson, Galleon Divers, lleva a los turistas en viajes de buceo para explorar los naufragios históricos a lo largo de la costa.

En 2015, empresas como la de Robinson se vieron amenazadas por la contaminación de las cuencas hidrográficas, que afectó no solo a las comunidades locales, sino también a las áreas marinas protegidas y a otros recursos naturales. Las prácticas agrícolas dañinas estaban contaminando ríos y cuencas hidrográficas, y los pesticidas llegaban a los peces que la gente comía. Esto, combinado con basura y los desperdicios, fue una receta para el desastre.

“Pasamos momentos difíciles con la basura y la contaminación, y la gente se estaba enfermando. A veces visitamos los cayos con turistas y se alarmaban por toda la basura. Era una vergüenza”, describe Robinson.

El Parque Nacional El Morro, el Parque Nacional Manglares de Estero Balsa (en la foto de arriba) y el Refugio de Vida Silvestre Cayos Siete Hermanos son visitados regularmente por turistas. / Emile Manigat, USAID/Haití

Robinson estaba haciendo su parte para promover la conservación al hablar en escuelas y centros educativos, pero no fue suficiente. Para hacer más por su comunidad, comenzó a trabajar como director de proyectos costeros para Agrofrontera, una organización local que promueve sistemas alimentarios sostenibles para mejorar la calidad del agua y el suelo, y conservar y mejorar la biodiversidad. Ahí es donde su camino se encontró con el de la USAID.

Al asociarse con la USAID, Agrofrontera y Robinson comenzaron a trabajar con comunidades y líderes locales, como el concejo de regidores de Montecristi, representantes de asociaciones locales y funcionarios gubernamentales, para mejorar la gestión y conservación de los ecosistemas marinos a lo largo de la costa norte de La Española, al mismo tiempo en que se reducía la alteración económica y cultural de las comunidades que dependen de estos ecosistemas. La USAID también ha trabajado con The Nature Conservancy, el Centro para la Conservación y Ecodesarrollo de la Bahía de Samaná y su Ambiente (CEBSE), el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominicana, y la Armada Dominicana para proteger los ecosistemas marinos de la región.

Los manglares del Parque Nacional Manglares de Estero Balsa (en la foto de arriba) estaban siendo amenazados por la contaminación de las cuencas hidrográficas. / Emile Manigat, USAID/Haití

El programa de cinco años, que comenzó en 2017, se enfoca en los esfuerzos de conservación y manejo en el Parque Nacional Estero Balsa Manglares, el Refugio de Vida Silvestre Cayos Siete Hermanos y el Parque Nacional El Morro en la República Dominicana, así como el Parque Nacional Tres Bahías en Haití.

“A través de este proyecto, las instituciones gubernamentales y las organizaciones comunitarias trabajan juntas para proteger las áreas marinas”, dice Robinson.

Agrofrontera y Robinson se asociaron con el Consejo Dominicano de Pesca y Agricultura, Reef Check, el Ministerio de Medio Ambiente de la República Dominicana y asociaciones de pescadores para proteger el área de amenazas como la contaminación y la pesca ilegal. Recientemente, pescadores locales y socios organizaron una limpieza costera en áreas marinas protegidas. A través de la USAID, se lanzó un programa de capacitación sobre prácticas de pesca sostenibles para desalentar el uso de plásticos alrededor de las áreas marinas protegidas y reducir la cantidad de pesticidas y envases plásticos de pesticidas utilizados en la agricultura para evitar que contaminen las vías fluviales.

Además de ser un activista en su comunidad, Robinson es un emprendedor apasionado. Lleva a los turistas a los sitios de naufragios cercanos y también tiene una tienda de buceo. / Emile Manigat, USAID/Haití

“Cada institución apoya a las demás y todas trabajan juntas. Fue un cambio increíble porque estas instituciones no colaboraban antes en esto”, dice Robinson.

El proyecto de la USAID también ha capacitado a los pescadores sobre cómo actuar cuando es necesario, empoderando a los miembros de la comunidad para proteger el medio ambiente.

“Cuando un pescador es encontrado pescando con una práctica que es dañina para el medio ambiente, la asociación de pescadores local sanciona a ese individuo. Si mañana queremos plantar manglares, se presentarán 30 pescadores para ayudar”, explica Robinson.

“Los pescadores se han convertido en guardias del mar”.

Robinson habla con un grupo de colegas de la USAID sobre los tesoros encontrados en naufragios a lo largo de la costa de Montecristi. / Emile Manigat, USAID/Haití

Con el apoyo de la USAID, los esfuerzos de Robinson han resultado en beneficios para la comunidad de Montecristi y el medio ambiente.

Al trabajar con los agricultores, Agrofrontera ayudó a reducir la entrada de pesticidas y productos químicos en las cuencas que alimentan a la zona costera al enseñar prácticas agrícolas sostenibles y una mejor gestión del agua. Agrofrontera también ha patrocinado capacitaciones sobre prácticas pesqueras sostenibles, nuevas fuentes de ingresos y esfuerzos de rendición de cuentas. Además, con el apoyo del gobierno local, Montecristi ha prohibido los plásticos de un solo uso en las áreas marinas protegidas. Todo ha vuelto al punto de partida.

Robinson está orgulloso de estos esfuerzos. Es un gran ejemplo de un líder que lleva a cabo un proyecto de principio a fin a favor de su comunidad.

“No trabajo por el dinero. Trabajo porque, a través de esto, puedo ayudar a mi comunidad”, dice.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba