_portada_slider

El gobierno anuncia invertirá 50 millones de dólares para paliar crisis eléctrica

Los apagones golpean a quienes se dedican a trabajar, producir y vender comestibles en sus casas, lo que reduce aun más los limitados ingresos que perciben, quienes se dedican a ese tipo de negocio.
En un recorrido por distintos barrios del sector de Guaricanos el denominador común entre amas y dueños de casa era las quejas por los cortes en el servicio de energía eléctrica.
En el caso de Nazario Cruz, vende helados, los cuales necesitan energía eléctrica para que el refrigerador los mantenga en condiciones para ofertarlo a quienes llegan a su casa a comprar.
Pero también Nazario cose y arregla ropas en una maquina eléctrica que coloco en la sala de su casa, pero los apagones lo han obligado a volver al pedal, usando su antigua máquina para poder cumplir con los compromisos contraídos.
Otros dueños de pequeños negocios, como Germán de los Santos repara y vente bocinas, abanicos, licuadoras, tostadoras, ollas eléctricas y de presión. Para ello necesita el fluido eléctrico, que muy pocas veces llega.
Y como siempre los dueños de colmados llevan la de perder, porque para mantener algunas mercancías optimas para la venta necesitan luz.
Desde la CDEEE explicaron este miércoles que el incremento de los apagones a nivel nacional obedece a la salida de la planta AES Andrés, la cual aporta al sistema energético 300 megavatios y se prolongara por al menos 45 días más.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar