Espectáculos_portada_slider

Almodóvar repudia episodio violento en los Oscar

Nueva York (AP) —   Pedro Almodóvar no sólo repudia el bofetón que Will Smith le dio a Chris Rock en los Oscar, sino el discurso que Smith pronunció poco después, al recibir el premio al mejor actor.

En un extenso ensayo sobre su experiencia del domingo en la 94ta entrega anual de los Premios de la Academia, publicado el miércoles en inglés por IndieWire, el cineasta español escribió que ha “evitado deliberadamente el episodio violento que es lo único de lo que se habla al día siguiente” y que lo que vio y escuchó le “produjo un sentimiento de absoluto rechazo”.

“No sólo durante el episodio, sino también después, en el discurso de aceptación, un discurso que se parecía más al de un líder de una secta”, señaló. “Uno no defiende ni protege a la familia con los puños, y no, el diablo no aprovecha los momentos clave para hacer su trabajo”, añadió en referencia a una frase que Smith le atribuyó al actor Denzel Washington: “En tu momento más alto, sé cuidadoso. Ahí es cuando el diablo viene por ti”.

“El diablo, de hecho, no existe”, continuó Almodóvar. “Este fue un discurso fundamentalista que no deberíamos escuchar ni ver. Algunos afirman que fue el único momento real de la ceremonia, pero hablan del monstruo sin rostro que son las redes sociales. Para ellos, ávidos de carroña, fue sin duda el gran acontecimiento de la noche”.

El incidente ocurrió cuando Rock presentaba el premio al mejor documental. Tras hacer un chiste sobre Javier Bardem y Penélope Cruz, el comediante se dirigió a Smith y su esposa, Jada Pinkett Smith, que estaban sentados en primera fila, e hizo una broma sobre ella.

“Jada, te amo. ‘G.I. Jane 2’, no veo la hora”, dijo a la actriz, cuya cabeza rapada se parecía a la de Demi Moore en la película de 1997 “G.I. Jane” (“Hasta el límite”). Se desconoce si Rock sabía que Pinkett Smith tiene alopecia, un trastorno autoinmune que puede causar calvicie. Pero Smith reaccionó con el golpe y una advertencia iracunda: ”¡Saca el nombre de mi esposa de tu (grosería) boca!”, le gritó dos veces tras volver a su asiento.

Más tarde, entre lágrimas, Smith aceptó el Oscar al mejor actor por “King Richard” (“King Richard: Una familia ganadora”) mostrándose algo arrepentido y recibió una ovación de pie de muchos de los presentes en el Teatro Dolby de Los Ángeles.

Almodóvar, que estaba sentado a escasos metros junto a Cruz y Bardem, destacó que en la gala sucedieron cosas mucho más relevantes, como las victorias de “Drive My Car” de Japón como mejor largometraje internacional y “Summer of Soul” como mejor documental, ambas de sus películas favoritas.

El director, cuya película “Madres paralelas” contaba con dos nominaciones — a mejor actriz para Cruz y a mejor música original para Alberto Iglesias — indicó que escribía el ensayo mientras esperaba el auto que lo llevaría al aeropuerto para viajar de vuelta a Madrid.

Se despidió de los lectores con una invitación: “Hasta la vista. ¡Ah, y volved a los cines!”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba